Zelaya: "Estamos siendo atacados"

Manuel Zelaya
Image caption El ataque denunciado habría incluido el uso de bombas lacrimógenas y gases tóxicos.

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, denunció ataques en contra de la embajada de Brasil, donde permanece refugiado desde que regresó al país el pasado lunes 21 de septiembre.

Según explicó, esta ofensiva habría incluido el uso de bombas lacrimógenas, gases tóxicos y sofisticado equipo eléctrico, que estarían provocando sangrado, vómitos y dolores de cabeza entre las personas que se encuentran en el lugar.

"Estamos siendo atacados de diferentes formas y de forma injusta y grosera", dijo Zelaya en una entrevista con la estación Telesur. Asimismo, solicitó que se permitiera el ingreso de una misión de la Cruz Roja Internacional para verificar las acusaciones.

El gobierno interino de Roberto Micheletti negó estas acusaciones a través de un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el que sostiene que "esos hechos tendenciosos, producto de la desesperación, son totalmente falsos y pueden ser corroborados por la prensa nacional e internacional".

Las autoridades policiales, sin embargo, aún no permiten el ingreso de reporteros a la sede diplomática.

Pero sí autorizaron la visita de una delegación de la Cruz Roja, del médico de cabecera de Zelaya, Marco Antonio Rodas, y del presidente de la Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Honduras, Andrés Pavón.

Marcha de la "Resistencia"

Los que no pudieron acercarse mucho a la embajada, fueron los simpatizantes de Zelaya integrados en el denominado "Frente de Resistencia Popular".

Estos marcharon hoy por la calles de Tegucigalpa, y en un principio se pensó que podrían intentar romper el cerco que rodea el edificio, por lo que se temía el choque con los efectivos de la policía y del ejército que resguardan el lugar.

Al final, sin embargo, la manifestación transcurrió de forma pacifica y los que protestaban se contentaron con gritar sus consignas en las cercanías de la embajada, antes de continuar en dirección al Parque Central, ubicado a escasas cuadras.

"Gracias Brasil" y "Mel, aguanta, que el pueblo se levanta", fueron algunos de los mensajes mas repetidos por los manifestantes, que poco después se dispersaron por su cuenta, no sin antes darse cita para mañana.

"Esto se va organizando día a día. Pero estos días de resistencia no terminan hasta no ver al presidente Zelaya de regreso", le dijo a BBC Mundo Luis Díaz, quien se identificó como pintor y dibujante.

Sin progreso en el diálogo

Díaz no se mostró optimista con relación al diálogo que desde ayer esta siendo promovido por los cuatro candidatos presidenciales, que insisten en que la solución a la crisis institucional de Honduras pasa principalmente por la realización de las elecciones previstas para el 29 de noviembre.

"Eso es puro circo. Ellos obedecen ordenes de Micheletti, el presidente usurpador", afirmo.

Mientras, la reunión entre el presidente Zelaya y los dos candidatos a la presidencia que apuestan por su restitución que estaba prevista para este viernes, tampoco pudo llevarse a cabo.

"Él (Zelaya) dice que no dieron el salvoconducto (para poder ingresar a la embajada de Brasil)", le explico a la BBC Carlos H. Reyes, el candidato independiente que también es parte de la coordinación del Frente de Resistencia Popular.

"Habrá que ver que se puede hacer mañana", afirmó.

Por lo pronto, Tegucigalpa y buena parte del territorio hondureño se apresta a pasar su quinta noche consecutiva bajo toque de queda. En esta ocasión, este estará en vigencia desde las 08:00 de la noche del viernes hasta las 05:00 de la mañana del sábado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.