Micheletti acepta revisar estado de sitio

Roberto Micheletti, presidente interino de Honduras
Image caption Micheletti anunció que consultará con la Corte Suprema y con el Tribunal Electoral, entre otros.

El presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, se declaró dispuesto a considerar la eventual derogación o modificación del decreto ejecutivo que suspendió por 45 días los derechos de reunión, movilización y libre expresión, que fue hecho público el domingo.

Opine: ¿Se justifica el estado de sitio?

Micheletti respondió así a una solicitud realizada por una delegación del Congreso de su país, donde algunas bancadas ya habían expresado su incomodidad con la medida en cuestión.

"Acepto la petición pero yo, responsablemente, voy a consultar con la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Electoral e incluso, si hay posibilidad, con los candidatos presidenciales", dijo Micheletti.

"En el momento adecuado será derogado ese decreto, para que los hondureños puedan participar en las elecciones", dijo y luego indicó que una decisión en ese sentido podría ser alcanzada "en el término de esta semana".

En medio de la campaña

La reconsideración parece motivada, precisamente, por la necesidad de preservar la solución electoral por la que están apostando algunos sectores.

Y, probablemente, también es necesaria para evitar una eventual derrota política del gobierno interino a manos de sus propios aliados, ya que el Partido Nacional -al que muchos dan por seguro ganador de las elecciones del 29 de noviembre-, parecía dispuesto a votar por la derogación del estado de sitio una vez que la medida fuera enviada al Congreso para su ratificación.

Lea: EE.UU. critica el regreso de Zelaya

En cualquier caso, la derogación por parte del gobierno interino también constituiría una vía más rápida para la restitución de derechos y garantías, ya que la ley le da al presidente de la república un plazo de 30 días para remitir un decreto de este tipo al Congreso, que a la fecha todavía no lo ha conocido oficialmente.

Desconfianza

El Frente de Resistencia contra el golpe, que anunció que introduciría un recurso de inconstitucionalidad en contra de la disposición presidencial, se declaró pesimista frente a una resolución de una Corte Suprema de Justicia a la que calificaron de "golpista".

Tampoco hay seguridad de que una eventual derogación del decreto se traduzca en un rápido regreso al aire de radio Globo y Cholusat Sur (canal 36 de televisión), ya que ambas estaciones sufrieron el decomiso de equipos y no hay garantías de que estos se les vayan a devolver en buen estado e inmediatamente.

Lea también: Callan a la prensa opositora

Consultado al respecto, el presidente interino Micheletti indicó que, en ese caso, los dueños de las emisoras siempre podían acudir a los tribunales correspondientes.

Paralelamente, este lunes las autoridades interinas anunciaron un nuevo toque de queda entre las 22 y las 5 (hora local) en todo el territorio nacional, a excepción de los departamentos de Gracias a Dios e Islas de la Bahía y en el municipio de Puerto Cortés.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.