Italia juzga a líder militar argentino

Emilio Massera
Image caption Massera fue responsable del principal centro de detención y tortura del régimen militar.

La Justicia de Italia comenzó este miércoles a juzgar en ausencia a uno de los principales líderes del último gobierno militar en Argentina, Emilio Massera, a quien se responsabiliza por la desaparición, la tortura y el asesinato de tres ciudadanos italianos.

Massera fue comandante en jefe de la Armada y miembro de la Junta Militar Argentina que gobernó el país entre 1976 y 1983, durante la llamada "guerra sucia".

Además fue responsable del principal centro de detención y tortura del régimen militar, la Escuela Mecánica de la Armada de Buenos Aires (ESMA).

La Justicia argentina determinó que el ex almirante, que en pocos días cumplirá 84 años, sufre de "demencia senil", por lo que suspendió en 2005 el proceso en su contra por la apropiación ilegal de niños nacidos en cautiverio.

Sin embargo un peritaje realizado por las autoridades italianas en febrero de este año concluyó que Massera está en "plenas facultades" para ser imputado, por lo que se decidió continuar con el proceso legal en Roma.

En la actualidad, el ex líder militar cumple un régimen de prisión domiciliaria en Buenos Aires, desde que la Justicia argentina declaró inconstitucional el indulto presidencial que lo había beneficiado en los años '90.

Figura clave

Image caption Miles de personas desaparecieron durante el régimen de facto en Argentina.

Massera es una de las figuras más emblemáticas de los llamados "años de plomo" en Argentina.

Junto con Jorge Videla y Héctor Agosti integró la Primera Junta Militar que gobernó el país tras el golpe militar de 1976, en el que fue derrocada la presidenta María Estela Martínez de Perón.

Al igual que el resto de los jefes militares, fue condenado en 1985 por la Justicia argentina a cadena perpetua por violaciones a los derechos humanos, pero recobró su libertad en 1990 tras ser indultado por el presidente Carlos Menem (1989-1999).

Ocho años después fue imputado en dos causas nuevas: por el robo de bebés y por su participación en el llamado "Plan Cóndor", como se conoce al acuerdo de cooperación entre los gobiernos de facto de Sudamérica para eliminar a opositores durante los '70 y '80.

En noviembre de 1998 una jueza ordenó su detención y fue recluido en una unidad militar.

Sin embargo, los peritajes médicos que se le realizaron en 2005 determinaron que no estaba en condiciones de ser juzgado, por lo que se suspendieron los procesos.

La declaración de inconstitucionalidad de su indulto, que decidió la Justicia en 2007, determinó que el ex militar permaneciera recluido en prisión domiciliaria.

Justicia

Las conclusiones de los estudios italianos que se dieron a conocer este año establecen que Massera tendría pleno uso de sus facultades mentales.

El diputado argentino Juan Carlos Dante Gullo, hijo de una de las tres personas de nacionalidad italiana por cuya desaparición y muerte se juzga a Massera, destacó el mensaje simbólico del proceso que se sigue en Roma.

"Para la justicia italiana Massera es imputable y puede ser juzgado", señaló desde la capital italiana el legislador a la agencia oficial de noticias Télam.

Igual mensaje repitió la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien también asistió a la audiencia en Italia este miércoles.

Ambos afirmaron que esperan que la justicia italiana condene al ex militar y siente un precedente para que se lo juzgue también en su propio país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.