"Avanza" diálogo en Honduras

Honduras
Image caption Un centenar de manifestantes zelayistas se congregaron frente a la sede de las negociaciones.

Los delegados del gobierno interino de Honduras y del derrocado presidente Manuel Zelaya aseguraron este viernes que se avanzó "en un 60%" en las negociaciones para encontrar una salida dialogada a la crisis política que atraviesa el país.

"Hemos avanzado en muchos puntos muy importantes, por lo menos en el Gobierno de unidad nacional, que es un punto que no puede soslayarse de la mesa del diálogo", dijo Vilma Morales, miembro de la comisión del presidente interino Roberto Micheletti. Morales dijo que las conversaciones habían mejorado "en un 60%".

Por su parte, la ministra de Trabajo de Zelaya e integrante de su delegación, Mayra Mejía, ratificó que "el avance es importante", aunque no quiso aclarar en qué se ha avanzado en concreto "para no desatar la polémica".

"Aunque haya 60% de avance, si no hay restitución todo se echa para atrás. Hay un cambio de actitud en la mesa, pero mientras no se encuentre consenso en ese punto lo demás es secundario", dijo también el líder sindical Juan Barahona, otro negociador de Zelaya.

Las conversaciones entre ambas partes se reanudarán el próximo martes, por lo que durante el fin de semana las comisiones por separado analizarán el actual estado de avance, según anunciaron.

Participe: ¿quien cederá primero en Honduras?

"Difíciles o imposibles"

Sin embargo, no todos se mostraron tan optimistas. Ruy Casaes, embajador de Brasil ante la Organización de Estados Americanos (OEA), le dijo a la BBC que las negociaciones entre el gobierno interino y el depuesto se han tornado "difíciles o imposibles".

"Lamentablemente debo reconocer que los progresos son difíciles, si no imposibles, pero mantenemos la esperanza de poder encontrar una solución de paz para los hondureños", dijo.

Casaes formó parte de la misión diplomática de la OEA que la semana pasada visitó el país para mediar en la crisis, aunque la mediación de los representantes internacionales no consiguió avances significativos.

Mientras, en Tegucigalpa se repitieron las protestas en favor de la vuelta al poder de Zelaya, informó la agencia de noticias Reuters.

El viernes, un centenar de manifestantes zelayistas se congregaron en las afueras del hotel Clarion, donde se desarrolla la mesa de diálogo, pero fueron dispersados por la policía cuando intentaron bloquear el tránsito.

Como ya ocurrió en otras manifestaciones, la policía lanzó bombas lacrimógenas contra la multitud, que respondió lanzando piedras contra las fuerzas de seguridad.

La policía utilizó también cañones de agua para alejar a los manifestantes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.