Honduras celebra con feriado

David Suazo (izq.) y Carlos Pavón
Image caption Pavón fue el héroe del partido, al marcar el gol de la victoria para Honduras.

La selección de fútbol de Honduras consiguió este miércoles el último boleto directo de la Concacaf al Mundial de Sudáfrica 2010, luego de vencer por 1 a 0 a El Salvador en su casa.

Así, quedó clasificada detrás de Estados Unidos y México, dejando en zona de repechaje a Costa Rica, que deberá jugar en noviembre contra Uruguay para el último puesto americano.

Es la segunda vez que Honduras acudirá a una cita mundialista, luego de su participación en el Mundial de España 1982.

La clasificación del país centroamericano se convierte en un bálsamo para su población, que atraviesa por una crisis política desde el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya el pasado 28 de junio.

Además, el presidente interino del país, Roberto Micheletti, decretó que este jueves es feriado nacional por el pase a Sudáfrica.

Es que, como señala el enviado especial de la BBC a Tegucigalpa, Bruno Garcez, los hondureños son fanáticos del fútbol y de "La H", nombre con el que se conoce al equipo nacional.

"Para los hondureños, una victoria de su selección, que actualmente ocupa el puesto 42º en el ránking de la FIFA, es más importante que la crisis política", acota Garcez.

¿Cuál es su veredicto de las eliminatorias mundialistas? ¡Opine!

"Sí se pudo"

El director técnico del seleccionado hondureño, el colombiano Reinaldo Rueda, dijo, al término del partido: "Me arrodillé y le pedí a la Virgen que me hiciera el milagro en Estados Unidos y después no lo creía cuando comenzaron a gritarme (que habían clasificado). Hoy le toca a la afición y al fútbol de Honduras celebrar gracias a un trabajo de muchos años".

Image caption Los hinchas hondureños salieron a festejar por las calles de Tegucigalpa.

Estados Unidos le facilitó la clasificación a Honduras, al empatar con Costa Rica por 2-2, dejando a los ticos con igualdad de puntos con los hondureños pero con una diferencia de goles desfavorable.

Rueda destacó que "se vienen meses de trabajo, meses de partidos. Considero que todo es por la paz de Honduras, por la felicidad de la gente (...) gracias a Dios hoy la gente puede celebrar".

El héroe del partido fue Carlos Pavón, al marcar de cabeza el único tanto del encuentro a los 63 minutos, luego de recibir un pase de David Suazo.

Al final del partido, los jugadores celebraron con cientos de aficionados que llegaron al estadio Cuscatlán de San Salvador desde diferentes partes del país centroamericano.

Muchos de los hinchas portaban pancartas que rezaban "¡Hoy sí papá!", al tiempo que exclamaban "Sí se pudo".

Contenido relacionado