Última actualización: viernes, 16 de octubre de 2009 - 00:00 GMT

Puertorriqueños contra despidos masivos

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La política de ajuste fiscal impulsada por la gobernación de Puerto Rico cosechó el rechazo de los sindicatos de trabajadores del sector público que protagonizaron este jueves una huelga general para exigir que se dé marcha atrás con una medida que dejó a más de 20.000 personas sin empleo.

La protesta sin incidentes se hizo visible en la capital, donde se realizó una masiva concentración frente a un centro comercial ubicado en una de las esquinas neurálgicas de San Juan.

Para el gobierno puertorriqueño, el apoyo a la huelga fue parcial ya que –según la versión oficial– los puertos, aeropuertos, el transporte y las reparticiones públicas estuvieron en actividad.

El sector sindical, en cambio, considera que se trató de una "jornada histórica" por la participación de la gente en la manifestación callejera a la que también se plegaron estudiantes.

En crisis

El señor Luis Fortuño (gobernador de Puerto Rico) es republicano. Él, como Reagan, cree que el problema es el gobierno y que el gobierno tiene que hacerse más pequeño

Dennis Rivera, presidente del sindicato de trabajadores de la salud de EE.UU.

Puerto Rico atraviesa una dura situación económica debido a una recesión local que se inició hace más de tres de años y se vio agravada por la crisis en Estados Unidos y sus efectos a nivel global.

Este diagnóstico es compartido por el gobierno de la isla y por los sindicatos que representan a los trabajadores. No hay coincidencia, sin embargo, sobre los modos de enfrentar el problema.

"Los huelguistas invocan que se le dé marcha atrás a la Ley 7, que es importantísima para poder subsanar un déficit de 3.200 millones de dólares", indicó el secretario de la gobernación de Puerto Rico, Marcos Rodríguez Ema.

En diálogo con BBC Mundo, Rodríguez Ema admitió que "una de las medidas, la que ellos están criticando, es una cesantía de aproximadamente 17.000 personas que se anunció hace una semana".

A esa cifra deben sumarse unas 4.500 personas que se quedaron sin trabajo, "para principios de mayo".

Sobre este caso, el secretario general de la gobernación precisó que "la inmensa mayoría eran trabajadores transitorios, eran contratos de corto tiempo que no fueron renovados".

"No se puede dar marcha atrás", aseguró Rodríguez Ema al responder al planteamiento de los sindicatos que se movilizaron este jueves.

"El gobierno tiene un problema fiscal muy serio, muy profundo y la alternativa que sería coger a todas estas personas de vuelta representaría una quiebra mayor del gobierno", explicó.

"Un problema ideológico"

Protesta en Puerto Rico

Desde los sindicatos aseguran que el sector privado no tiene capacidad de dar empleo a tanta gente.

Diferente es la postura de las organizaciones que representan a los empleados que advierten, además, que esta medida puede agravar aún más la situación.

Para Dennis Rivera, presidente del sindicato de trabajadores de la salud de Estados Unidos y a la vez oriundo de Puerto Rico, "el problema es ideológico".

"El señor Luis Fortuño (gobernador de Puerto Rico) es republicano. Él, como Reagan, cree que el problema es el gobierno y que el gobierno tiene que hacerse más pequeño", afirmó.

Al hablar con BBC Mundo, Rivera afirmó que "el despedir a toda esta gente le representa al Estado US$368 millones, el gobierno de (Barack) Obama le acaba de dar US$4.500 millones a Puerto Rico".

El titular del sindicato de los trabajadores de la salud insistió en que, mientras la actual administración estadounidense "entiende que el gobierno tiene que intervenir para salvar la economía, la solución del republicano Luis Fortuño es hacer el gobierno más chico y que la empresa privada sea la que resuelva el problema".

Desempleo

El gobierno tiene un problema fiscal muy serio, muy profundo y la alternativa que sería coger a todas estas personas de vuelta representaría una quiebra mayor del gobierno

Marcos Rodríguez Ema, secretario general de la gobernación

Puerto Rico es un estado libre asociado de EE.UU. con casi 4 millones de habitantes y una tasa del desempleo que en agosto se ubicó en el 15,8%.

Para el sindicalista Rivera, el plan del gobierno "ha creado una situación de gran crisis en el país, particularmente porque eleva el desempleo a cerca del 20%".

"Una de cada cinco personas en Puerto Rico no va a tener empleo", sintetizó.

Según Rodríguez Ema, el gobierno "tiene una serie de programas extensísimos" de ayuda para la gente que no tiene trabajo y para que consigan nuevos puestos en el sector privado.

Desde el sector sindical, en cambio, Rivera dijo que "los economistas concluyen que no hay la más mínima posibilidad de que se puedan absorber esos trabajos en el sector privado, esto es completamente criminal".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.