Micheletti hace nueva propuesta

Zelaya con una de sus negociadores en la embajada de Brasil
Image caption Los representantes de Zelaya y Micheletti han estado intercambiando impresiones de manera informal.

La delegación del gobierno interino de Honduras propuso al presidente depuesto Manuel Zelaya una nueva fórmula para su eventual regreso al poder tras ser derrocado el pasado 28 de junio.

A eso de las 6:30 pm, hora local, los delegados del presidente interino, Roberto Micheletti, comparecieron ante la prensa para detallar su última propuesta, que en estos momentos estaría siendo analizada por la comisión negociadora que representa al depuesto presidente Manuel Zelaya.

En la misma, la decisión final sobre el eventual regreso al poder de Zelaya, ya no correspondería ni a la Corte Suprema de Justicia ni a la Asamblea Nacional, sino a la misma comisión negociadora.

Pero, antes de llegar a una decisión, dicha comisión tendría que solicitar sendos informes a ambos poderes del estado y proceder a una evaluación.

No hay plazos

La propuesta no incluye plazos para completar el proceso " porque si algo nos ha hecho avanzar en este diálogo ha sido la apertura de las partes", explicó Vilma Morales, quien integra la comisión negociadora del gobierno interino de Roberto Micheletti.

Pero aunque hay quien opina que las posiciones de ambos poderes, y en especial la Corte Suprema de Justicia, ya son de sobra conocidas, la negociadora rechazó que se tratara de una nueva táctica dilatoria.

"Hay hechos nuevos, nuevas resoluciones judiciales que hay que considerar antes de tomar una decisión", señaló.

En todo caso, ¿es este 19 de octubre de verdad el día D?

Zelaya insistió durante el fin de semana que hoy lunes, a más tardar, debía decidirse a qué institución -entre la Corte Suprema de Justicia y el Congreso Nacional- le correspondería decidir su retorno a la silla presidencial.

"Demos más días"

Pero Mayra Mejía, una de las tres integrantes de la comisión que representa a Zelaya, reconoció esta mañana que ellos no quieren ser los primeros en levantarse de la mesa de negociación.

"En este momento no les podría hablar de plazos... decir demos dos horas más, demos dos días más".

"¿Cuánto tiempo vale la pena esperar en un país para restablecer la democracia sin tener que llegar a las armas?", se preguntó la negociadora.

El fin de semana, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, advirtió que la "resistencia" hondureña está buscando cómo armarse, para continuar por esa vía su lucha por la restitución del mandatario depuesto.

Y aunque Mejía negó que Zelaya estuviera detrás de ninguna iniciativa de esa naturaleza, también advirtió que "no podemos responder por todos y cada uno de los hondureños".

"Lucha pacífica"

Juan Barahona, uno de los coordinadores del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado fue, sin embargo, categórico a la hora de negar la especie.

"En la coordinadora nacional de la resistencia no ha habido ninguna intención, ningún interés, ninguna plática sobre ese tema. Es mentira", le dijo Barahona a BBC Mundo.

Image caption Es notoria la presencia policial en el hotel Clarion.

"Nuestra lucha va a seguir siendo en las calles y de forma pacífica", afirmó.

Barahona, sin embargo, también dejó en claro que esa lucha ya no está condicionada por el futuro del diálogo, que en estos momentos está teniendo lugar en el hotel Clarion.

De hecho, el dirigente renunció en su momento a la comisión negociadora que representa a Zelaya, porque éste se habría comprometido a no convocar a una asamblea constituyente en lo que le quedaría de mandato.

"Pero nosotros vamos a seguir luchando (por la constituyente) y la vamos a ganar. De que la vamos a ganar, la vamos a ganar" dijo Barahona, quien anunció nuevas movilizaciones para el día martes, convocadas en las instalaciones de la Universidad Nacional.

Por lo pronto, sin embargo, las miradas están todas puestas en el hotel capitalino que hospeda al denominado "Diálogo de Guaymuras".

Y aunque las calles que conducen al mismo se mantienen en relativa normalidad, adentro es notoria la presencia policial.

En cualquier caso, mientras esperan, los opositores al golpe tienen una razón para celebrar: el regreso al aire de Radio Globo, 21 días después que fuera clausurada con base en un decreto presidencial que suspendió temporalmente varias libertades civiles, incluyendo el derecho a la libre expresión.

El gobierno interino que preside Roberto Micheletti ya había anunciado la revocación de la medida, pero la Globo decidió esperar a que la nueva disposición fuera publicada en la gaceta oficial, lo que no ocurrió hasta hoy.

El regreso de la Globo fue celebrado públicamente por Víctor Meza, otro de los negociadores de Zelaya, como "un triunfo de la resistencia en contra del golpe de estado, un triunfo de la libertad de expresión, de la democracia".

Pero el director de la emisora, David Romero, le dijo a la BBC que el reinicio de sus transmisiones no debía interpretarse como un regreso a la normalidad.

"Las condiciones siguen iguales. Vamos a transmitir bajo la amenaza permanente de los organismos de seguridad" dijo Romero.

"Pero no nos vamos a auto-censurar. Aunque vamos a tener mucho cuidado con el lenguaje que usamos" anunció.

Lea: Zelaya: "El diálogo está 'In articulo mortis'"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.