Venezuela: hallan diez cuerpos en Táchira

Frontera de Venezuela y Colombia
Image caption Los cadáveres fueron encontraron diseminados en diversos sectores del sur de Táchira.

Las autoridades del estado venezolano de Táchira, fronterizo con Colombia, informaron este sábado del hallazgo de los cuerpos sin vida de diez personas, cerca del lugar donde el día 11 de octubre fueron secuestrados diez vendedores ambulantes colombianos, uno peruano y otro venezolano, mientras disputaban un partido de fútbol.

El secretario de la gobernación del estado, Leomagno Flores, reveló la existencia de un superviviente identificado como Manuel Junior Cortés, que sería uno de los secuestrados, de nacionalidad colombiana y de 18 años de edad. Flores responsabilizó de la matanza al grupo rebelde colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN), aunque la policía venezolana eludió confirmar la autoría del hecho.

"Estuvieron secuestrados durante todo este tiempo debajo de un puente, atados al mismo puente con cadenas y desde el viernes a las siete de la noche los fueron sacando por separado, diciéndoles que los iban a dar la libertad", señaló el funcionario.

Los cadáveres, que presentaban múltiples impactos de bala, se encontraron diseminados en diversos sectores del sur de Táchira y la policía trabaja aún en la identificación de los cuerpos hallados en un lugar denominado "La Tala".

Por el momento, el secretario tachirense confirmó que corresponden al equipo de doce futbolistas conocido como "Los Maniceros" secuestrados por un grupo armado en un área cercana.

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas (CICPC), Wilmer Flores Trossel, quien no confirmó que los cuerpos hallados sean efectivamente de los secuestrados, explicó que el hecho fue perpetrado por un grupo de unas 25 personas que se presentaron en el campo improvisado donde el equipo se disponía a jugar, y tras pedir al árbitro la lista de jugadores "los formaron y se los llevaron a un lugar desconocido".

"Frontera sin ley"

Image caption El gobernador de Zulia afirmó que "la frontera venezolana se ha convertido en una franja sin ley".

Medios locales afirman que el móvil del secuestro podría haber sido el reclutamiento forzoso de nuevos miembros para integrar uno de los grupos armados que operan en la frontera colombo-venezolana.

Pero el gobernador de Táchira afirmó que el modo en el que se encontraron los cuerpos "nos da a entender que este grupo (el ELN) está actuando como las hienas: marcando territorio".

Al saberse la noticia, el gobernador opositor del estado de Zulia, Pablo Pérez Repudia, responsabilizó al gobierno venezolano de los hechos y afirmó que "la frontera venezolana se ha convertido en una franja sin ley".

Sin embargo, Wilmer Flores eludió responsabilizar al ELN y explicó que "en estos momentos estamos identificando a la organización delictiva".

Además, adelantó que el gobierno venezolano indagará qué tipo de actividad “lícita o ilícita” realizaban en Venezuela los diez colombianos integrantes del equipo de fútbol.

Por su parte, familiares de las víctimas identificadas en la morgue de San Cristóbal solicitaron al gobierno de Colombia ayuda en el traslado de cadáveres.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.