Policía brasileña traslada a "jefes narcos"

Efectivos en favela de Río de Janeiro
Image caption Lula dijo que se hará el sacrificio necesario para limpiar la imagen de Brasil.

La policía de Río de Janeiro trasladó a diez presos considerados líderes del narcotráfico a una cárcel de máxima seguridad en el estado de Mato Grosso do Sul.

El motivo del traslado es aislarlos para que no puedan influir, desde las cárceles cariocas, en la escalada de violencia que vive esa ciudad desde hace más de una semana.

Las autoridades brasileñas han iniciado una campaña para encontrar a quienes derribaron un helicóptero de la policía y mataron a tres de sus cuatro ocupantes durante los violentos episodios de hace una semana.

Río de Janeiro atraviesa una ola de violencia desde el pasado sábado 17, cuando fracciones rivales del narcotráfico desataron una serie de enfrentamientos en distintas barriadas populares por el control de los puntos de venta de droga.

Ese día, un combate entre policías y narcotraficantes dejó al menos doce personas muertas y varias heridas en la favela conocida como Morro dos Macacos.

Lea: Narcos derriban helicóptero

La agencia ANSA informa que este sábado la policía brasileña mató a cinco sospechosos de pertenecer a grupos de narcotraficantes en el barrio Baixada Fluminense de Río de Janeiro, con lo cual trepó a más de 40 el número de muertos desde que se iniciaron los enfrentamientos.

Desde la cárcel

Como explica el corresponsal de la BBC en Brasil Gary Duffy, las autoridades creen que son narcos presos los que ordenan estos ataques desde las prisiones de la ciudad.

Es sabido que en Brasil los jefes de la droga, aunque estén entre rejas, continúan teniendo control de las distintas bandas rivales a través de teléfonos celulares.

Las autoridades esperan retomar el control de la ciudad trasladando a estos diez jefes desde cárceles de Río a otra más lejana y de máxima seguridad en el Mato Grosso, distante unos 2.000 kilómetros.

Protestas

Image caption Manifestantes en Río, este sábado.

Este sábado tuvo lugar una manifestación en la famosa playa carioca de Copacabana para reclamar paz.

Manifestantes de la ONG Rio de Paz vestidos con máscaras blancas y ropa negra se montaron en carros de supermercado, en alusión a las circunstancias en las que fue hallado un cadáver esta misma semana.

Aparentemente el hombre asesinado había sido torturado antes de morir.

Según esta ONG, entre enero de 2007 y septiembre de 2009 unas 20.000 personas fueron asesinadas en el estado de Río.

A pesar de los reclamos de paz, la violencia no da tregua a la "ciudad maravillosa", que en 2014 será subsede del Mundial de fútbol y en 2016 organizará los Juegos Olímpicos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.