Matan a sobrino de Micheletti y a militar

Roberto Micheletti.
Image caption Estos casos llegan un momento en que Honduras vive una situación política delicada.

Un sobrino del presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, y un coronel del ejército hondureño murieron asesinados en dos hechos independientes. La policía aseguró que el móvil político es la "hipótesis menos consistente" en ambos casos.

Enzo Micheletti, sobrino del gobernante de facto del país centroamericano, fue encontrado muerto junto a otro joven en una zona boscosa cerca de Choloma, en el norte de Honduras.

Según confirmó a BBC Mundo el portavoz de la Policía Nacional, Orlin Cerrato, ambos jóvenes fueron hallados en avanzado estado de descomposición, con las manos atadas a la espalda y con claros signos de haber sido tiroteados.

"Los cadáveres fueron encontrados el sábado por la noche, pero no se pudieron identificar hasta el domingo. El joven que acompañaba a Enzo Micheletti fue reconocido como Samir Gavarrete", agregó Cerrato.

Desaparecido

Según publicaron los medios locales, Enzo Micheletti, de 24 años, desapareció el viernes pasado, aunque esa información no se había hecho pública.

Su padre, Antonio, ya fallecido, era hermano del actual presidente interino del país, Roberto Micheletti.

Su familia procede de la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, muy cerca de donde fue hallado su cadáver.

Por otro lado, en otro incidente, el coronel Concepción Jiménez fue abatido a tiros en Tegucigalpa el domingo por la noche.

Jiménez era gerente de la Industria Militar, la división encargada de la fabricación de uniformes para el ejército.

"El coronel se encontraba frente a su casa cuando cuatro hombres jóvenes le dispararon por la espalda y huyeron en un taxi. Tras el tiroteo quedó gravemente herido y murió mientras estaba siendo trasladado al hospital militar de Tegucigalpa", apuntó el vocero de la Policía Nacional.

"Todas las hipótesis"

La policía hondureña está investigando las circunstancias en que se produjeron estos dos sucesos, que, según indicó Cerrato, parecen no guardar ninguna relación entre sí.

"En ambos casos se están teniendo en cuenta todas las hipótesis. No se descarta la motivación política, pero esta posibilidad es la que menos fuerza tiene en estos momentos", señaló el portavoz policial.

Honduras vive una situación política difícil desde el golpe de Estado del 28 de junio pasado contra el presidente Manuel Zelaya. La tensión en el país centroamericano aumentó tras el regreso del mandatario depuesto el 21 de septiembre.

Desde ese momento, Manuel Zelaya y un grupo de colaboradores se encuentran en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.