EE.UU. y Colombia: firma inminente

Gabriel Silva (Foto de archivo)
Image caption Silva dijo que el convenio con EE.UU. se firmará para el fin de semana.

Estados Unidos y Colombia firmarán a fines de esta semana el acuerdo para uso de siete bases militares en territorio colombiano, según declaró en una rueda de prensa en Washington el ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva.

En un comentario que a muchos de los periodistas presentes les pareció “casual”, el ministro Silva dijo que el convenio será firmado “a fines de esta semana”, aunque no precisó una fecha exacta o quienes estarán presentes en la ceremonia.

“Vamos a firmar, como está anunciado por el señor canciller, una vez a mi regreso a Bogotá. Si es posible el viernes. Si es logísticamente posible” dijo el ministro Silva, cuando ya llevaba varios minutos hablando con la prensa y a pesar de que es el tema de mayor interés de su primera visita a Washington.

El acuerdo permitirá a los estadounidenses incluir siete bases colombianas en el sistema de vigilancia aérea contra el narcotráfico y compensará la pérdida de las instalaciones de Manta, en Ecuador, un convenio que no fue ratificado por el presidente Rafael Correa.

Tardanza subjetiva

Las negociaciones entre Washington y Bogotá terminaron en agosto y desde entonces se esperaba la firma del acuerdo, una “tardanza” que generó muchas especulaciones en medios diplomáticos de la capital estadounidense.

“Si se ha tardado mucho o poco, es realmente un poco subjetivo”, había empezado diciendo el ministro Silva al inicio del encuentro con la prensa.

Algunos países latinoamericanos han expresado desconfianza hacia el convenio que, para gobiernos como el de Venezuela o Nicaragua, permitirá el aumento de la presencia militar estadounidense en la región.

Incluso la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, convocó a fines de agosto una reunión extraordinaria en Argentina, en la que más allá de expresión de las preocupaciones no hubo acuerdo sobre cómo manejar el tema y donde el gobierno colombiano aclaró que era un asunto de su “soberana competencia”.

“Sin duda ha habido el esfuerzo de Colombia, muy grande de explicarle esto a sus vecinos, a sus amigos. De hecho el presidente Uribe recorrió América del Sur explicándole estos temas” afirmó el ministro Silva.

Ahora el gobierno colombiano parece querer relativizar la importancia del convenio, de acuerdo con las palabras del ministro colombiano, quien aseguró que “no hay necesidad que vaya ningún funcionario de los EE.UU.” para firmar el acuerdo.

Sin despliegue militar

Portavoces del Pentágono han dicho a BBC Mundo que consideran que la controversia alrededor de las bases “es una tormenta en un vaso de agua” porque simplemente ratifica la colaboración militar que ya existe entre Colombia y EE.UU.

La Casa Blanca asegura que el plan no incluye despliegue de militares en el terreno, algo que está estrictamente controlado por reglas establecidas años atrás por el Congreso estadounidense.

Además la autoridad sobre las bases y la actividad de todo el personal en ellas seguirá siendo competencia del gobierno colombiano, han asegurado reiteradamente ambos gobiernos.

El jueves pasado el Congreso estadounidense aprobó una partida de US$46 millones para la renovación de la base de Palanquero, una de las que están incluidas en el plan, como parte del presupuesto de Defensa para 2010.

En todo caso, para evitar que suceda como ocurrió en Vietnam y que los militares estadounidenses se vean envueltos en un conflicto extranjero, desde los primeros años del llamado Plan Colombia el Congreso mantiene un tope de 800 militares y 600 civiles que pueden estar desplegados en Colombia, lo que seguirá rigiendo este nuevo acuerdo.

Actualmente EE.UU. tiene convenios similares con Aruba, Trinidad y Tobago y otras islas del Caribe.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.