Investigan red de prostitución infantil

Tras la captura de 14 personas presuntamente involucradas en un red de prostitución infantil en Ciudad de México, las autoridades comenzaron a recabar evidencia judicial que les permita comprobar las acusaciones que existen contra la banda.

Image caption Cinco hoteles de un barrio céntrico están siendo investigados en busca de material pornográfico.

Cinco hoteles de un barrio céntrico, donde supuestamente operaba la red, están siendo investigados en busca de material pornográfico, videocámaras, ropa, revistas, documentos o cualquier otra prueba del delito.

"Estamos buscando indicios para integrar los delitos que investigamos, que son trata de personas, corrupción de menores, lenocinio y delincuencia organizada", dijo Juana Camila Bautista, fiscal de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

El pasado fin de semana, siete niñas de entre 14 y 16 años provenientes de zonas de extrema pobreza fueron rescatadas por la policía de la presunta red que las explotaba sexualmente.

Según un informe de la Cámara de Diputados, cerca de 20.000 menores de edad son explotados sexualmente en México, aunque las autoridades sólo reportaron 20 denuncias de este tipo en 2008.

La explotación se produce especialmente en zonas turísticas y comerciales del país.

Lea: Playas, tequila y turismo sexual infantil

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en 21 estados del país se han detectado actividades de "turismo sexual" infantil.

Estrellas de cine

Según información oficial, la investigación que condujo al rescate de las niñas comenzó en julio pasado, cuando fueron detenidas dos personas que actualmente están procesadas por los delitos de lenocinio y corrupción de menores.

El subprocurador de la fiscalía estatal, Javier Cerón, dijo que los acusados enganchaban a sus víctimas con promesas de convertirlas en estrellas de cine y hacerles ganar dinero.

Cerón anunció que en los próximos días las autoridades realizarán operativos en distintos barrios de la capital para detectar la posible existencia de nuevos focos de abuso infantil.

Por su parte, la diputada Cora Pinedo señaló en declaraciones al periódico El Universal que la legislación actual debe ser modificada porque, cuando se establece que hubo consentimiento por parte de la víctima, no existe delito que perseguir.

Pinedo dijo que era necesario avanzar en las modificaciones a la legislación de cada estado del país, ya que hasta ahora en algunas entidades federativas se han promulgado normas que criminalizan algunas conductas, mientras que en otras no se ha hecho nada al respecto.

El problema de fondo, señaló la congresista, es que no se han producido sentencias condenatorias contra tratantes de personas en el último año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.