Venezuela prohíbe juegos bélicos

Juguetes bélicos en Venezuela
Image caption La ley restringe la comercialización y distribución de videojuegos y juguetes bélicos.

La Asamblea Nacional de Venezuela sancionó una nueva ley que estipula penas de cárcel de tres a cinco años para aquellos que comercien con juguetes o videojuegos de guerra.

La llamada ley "para la prohibición de videojuegos y juguetes bélicos" restringe la comercialización y distribución de esta clase de productos en el país y, de sancionarse, los comerciantes deberán entregarlos a las autoridades para "su destrucción", según dice el documento.

La nueva normativa ha sido criticada por aquellos que consideran que el gobierno está responsabilizando a lo videojuegos de los graves problemas de inseguridad que afectan al país.

La ley

La medida afecta a los juegos para PC, arcade, videoconsolas, dispositivos portátiles, teléfonos móviles y cualquier otro dispositivo electrónico o telemático, incluyendo internet.

Para que un juguete pueda ser considerado violento, debe cumplir alguno de estos dos requisitos: que afecte el desarrollo y actuaciones futuras de los menores de edad, o que en el caso de los juguetes, que se trate de réplicas exactas de armas de fuego, armas blancas o de otra naturaleza violenta.

Estos últimos, dijo el segundo vicepresidente José Albornoz –promotor de la ley-, son susceptibles a ser usados por delincuentes por su parecido con las armas reales.

"La violencia no es un problema coyuntural sino estructural", añadió Albornoz "y entendemos que los elementos clave en los que se sustenta la sociedad son la Iglesia, la familia y la educación. Son estos los que deben crear conciencia".

Participe: ¿Cree que los juegos bélicos son inofensivos o incitan a la violencia?

"Me parece positivo"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expresó recientemente que este tipo de juguetes y videojuegos promueven "el egoísmo, el individualismo y la violencia". Una opinión, que algunos padres, como Ricardo Benítez, comparten con el presidente.

"Hay juegos bélicos en los que se ve gente mutilada, disparos, choques con carro, es una violencia fuerte, así que estoy de acuerdo en que se regulen los que son más violentos", dijo a BBCM undo.

"Además", añadió, "hay juegos que son de violencia explícita, como el San Andreas, en el que se ven asesinatos y violaciones".

"Ley para atacar a los oligarcas"

Sin embargo, algunos critican que el Ejecutivo esté culpabilizando a los videojuegos de la inseguridad que aqueja al país, tomando además una medida que afecta a pequeños comerciantes locales.

Moraima, de 29 años, es dependienta en una tienda de videojuegos de Caracas y dice estar "indignada" con la decisión del gobierno. Viuda y madre de una niña de tres años, está preocupada por su futuro laboral.

"A mi marido le dispararon por la espalda para robarle en plena autopista Francisco Fajardo, lo dejaron en el suelo como a un perro y nadie ha hecho nada sobre esto", dijo Moraima a BBC Mundo.

Image caption Hay quien asegura que la medida afectará a los pequeños comerciantes locales.

"Que ahora crea (Hugo Chávez) que los muchachos que juegan a los videojuegos son los mismos que están matando en la calle es totalmente falso. Para mí es una ley para seguir atacando a los que él cree que son oligarcas, pero no es para el pueblo, si fuera así haría algo para que todos esos delincuentes dejaran de matar a las personas", apuntó.

Una vez publicada en la Gaceta Oficial, la nueva ley podría empezar a funcionar en tres meses, plazo que se dará a los vendedores para que entreguen su mercancía.

Todavía se estudia si los pequeños comerciantes –no las grandes corporaciones- recibirán algún tipo de compensación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.