Venezuela: pistoleros asesinan a militares

Guardia Nacional de Venezuela (foto archivo)
Image caption Los dos efectivos de la Guardia Nacional fueron asesinados cerca de la frontera con Colombia.

Dos efectivos de la Guardia Nacional de Venezuela fueron asesinados a tiros en un puesto de control situado en El Palotal, a mitad de camino entre las localidades venezolanas de Ureña y San Antonio (Táchira), a pocos kilómetros de la frontera colombiana.

Las autoridades venezolanas ordenaron la noche del lunes el cierre de varios pasos fronterizos con Colombia en el estado de Táchira después de que dos individuos montados en motocicletas atacaran a las víctimas disparándoles en repetidas ocasiones, según televisoras locales.

¿Venganza?

Las víctimas fueron identificadas como el sargento mayor de tercera Gerardo Zambran, de 39 años, y el cabo segundo Cemil López, de 33.

Ambos se encontraban en un puesto de control sobre las tres de la tarde cuando los atacantes dispararon contra ellos, desatando un tiroteo. Tras el asesinato, los pistoleros habrían incautado los fusiles de los guardias fallecidos, informó el Ministerio Público.

Los militares fueron atacados "por dos sujetos, que sin mediar palabras pasaron por el punto de control y arremetieron con armas", concretaron miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) y de la Guardia Nacional. En el lugar de los hechos se incautaron 17 vainas de proyectiles de pistolas de 9 y 45 mm.

Los investigadores barajan la posibilidad de que el ataque esté vinculado con la detención de ocho colombianos de una banda de paramilitares acusados de actividades delictivas y amenazas en San Antonio de Táchira.

También se cree que los responsables podrían haber "pasado hacia territorio colombiano", informó el CICPC.

Las autoridades venezolanas procedieron al cierre de la frontera entre el estado venezolano de Táchira y el departamento colombiano de Norte de Santander, incluyendo el paso por los puentes Francisco de Paula Santander y el internacional Simón Bolívar.

Por el momento, los cuerpos de los dos guardias nacionales asesinados este lunes han sido trasladados a la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Central de San Cristóbal.

La crisis se agudiza

Image caption El ataque se produce tras el asesinato de más de una decena de personas, también en Táchira.

El ataque se produce en medio del cruce de acusaciones entre Caracas y Bogotá por presuntas actividades de espionaje perpetradas por agentes colombianos en Venezuela.

La trama se desencadenó hace más de una semana con el hallazgo de 11 personas muertas, entre ellas nueve colombianos, en una zona montañosa al sur de Táchira, pocos días después de ser secuestrados por un grupo armado mientras disputaban un partido de fútbol.

Aunque en un principio se especuló con que las víctimas podrían haber sido asesinadas por miembros de guerrillas colombianas operando en Venezuela, ahora el gobierno venezolano afirma que los cadáveres pertenecían a una banda de "paramilitares" actuando en el país. Unas afirmaciones que los familiares de las víctimas niegan.

Lea también: muertos de Táchira eran "paramilitares"

A su vez, Venezuela anunció la detención de dos presuntos agentes del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS) que estarían perpetrando, según el ministro de Justicia, Tarek El Aissami, actividades "desestabilizadoras" en el país.

Todas estas afirmaciones han sido negadas por el gobierno colombiano y el DAS, que asegura que los dos detenidos no pertenecen a la organización.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.