Última actualización: martes, 3 de noviembre de 2009 - 00:00 GMT

Ex presidente enfrenta juicio en Argentina

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El último presidente de facto de Argentina, el general retirado Reynaldo Bignone, comenzó a ser juzgado este lunes por el secuestro y la tortura de 56 personas en dos centros clandestinos de detención.

Los centros funcionaban en el cuartel militar Campo de Mayo, en el oeste de Buenos Aires, el mayor lugar de detención ilegal de personas durante el último gobierno militar (1976-1983)

La causa contra Bignone, de 81 años, y otros cinco ex jefes militares, forma parte de la investigación de los crímenes cometidos hace tres décadas en esa unidad militar.

Además del ex mandatario de facto, también están siendo juzgados los generales en retiro Fernando Verplaetsen, de 84 años, y Santiago Omar Riveros, de 83 años.

El ministro de Justicia de Argentina, Julio Alak, presenció la primera jornada del proceso y destacó la importancia del litigio.

"Se trata de uno de los juicios más esperados por la comunidad y por los organismos de derechos humanos, por la magnitud de los crímenes allí cometidos", señaló el funcionario.

Cientos de familiares de las víctimas también asistieron a la primera audiencia y mostraron pancartas con las imágenes de sus seres queridos desparecidos cuando los imputados ingresaron a la sala.

Ex presidente

Reynaldo Bignone

Bignone enfrenta otros procesos por el presunto robo de hijos de desaparecidos, por secuestro y tortura.

Bignone asumió la presidencia del gobierno militar de Argentina en julio de 1982, tras la derrota del país a manos de las tropas británicas en la guerra de las Malvinas o Falklands.

En diciembre del año siguiente entregó el poder a Raúl Alfonsín (1983-1989), el primer mandatario elegido de forma democrática, tras el período militar.

Además de esta causa, Bignone enfrenta otros procesos por el presunto robo de hijos de desaparecidos y por el secuestro y la tortura de personal médico de un hospital de Buenos Aires.

Esos juicios son algunos de los 204 procesos que lleva adelante la justicia argentina contra ex represores por violaciones de los derechos humanos durante el último régimen militar.

Según los datos recopilados por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que participa en algunas de las querellas contra ex militares, son 526 los represores que enfrentan juicios en la actualidad.

Justicia acelerada

Hace pocos días un tribunal condenó al general en retiro Jorge Olivera Róvere a cadena perpetua por la privación ilegítima de la libertad de 116 personas y el homicidio de cuatro ciudadanos uruguayos.

clic Lea: Fallo en megajuicio contra militares

Reynaldo Bignone

Cientos de familiares de las víctimas mostraron pancartas con las imágenes de sus seres queridos.

En tanto, el 20 de octubre comenzó el juicio contra el ex general Luciano Benjamín Menéndez, uno de los hombres más emblemáticos del período militar.

clic Represor argentino al banquillo

El abogado del CELS, Gerardo Fernández, dijo a BBC Mundo que el alto número de procesos que se llevan adelante son una consecuencia de la reapertura de los casos contra ex militares tras la decisión en 2004 de anular la amnistía que benefició a la mayoría de los imputados.

Fernández explicó que al principio los juicios se estaban desarrollando de manera muy lenta, debido a que todos estaban concentrados en un solo juzgado: el Tribunal Federal Nº 5.

La resolución de la Cámara Nacional de Casación que en marzo de 2009 decidió dividir las causas en diferentes juzgados permitió acelerar la dinámica de los procesos.

Para Fernández, esa decisión es clave para permitir que muchos de los familiares de las víctimas puedan encontrar justicia, ya que la mayoría de los imputados tiene más de 70 años, y por lo tanto, podría no llegar a enfrentar un juicio si éste se prolonga demasiado.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.