Venezuela "intensifica" presencia fronteriza

El vicepresidente y ministro de Defensa de Venezuela, Ramón Carrizález, anunció este jueves una "intensificación" de la presencia militar en las fronteras con Colombia y Brasil en la que participarán entre 15.000 y 20.000 efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Image caption El vicepresidente venezolano anunció un fortalecimiento militar en la frontera con Colombia y Brasil.

Bajo el nombre "Operación Centinela", el dispositivo incluye tres operativos militares en los estados de Amazonas, Apure, Bolívar, Barinas y Táchira.

"El día de hoy (jueves) nos encontramos en una intensificación de esta operación que tiene como finalidad ejercer la soberanía en toda la frontera venezolana tanto terrestre como marítima", dijo Carrizález.

Hablar de guerra: ¿exagerado? ¡Opine!

Por su parte, el canciller colombiano, Jaime Bermudez, indicó que "la voluntad de diálogo de Colombia con Venezuela se mantiene", según informa el colaborador de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar.

"El interés del presidente de la República (Álvaro Uribe), del canciller, es procurar los escenarios de interlocución con el Jefe de Estado y el gobierno de Venezuela. Hay dificultades y problemas sensibles, pero creemos que la manera de abordarlos es hablando, precisamente, y estamos listos a ello", sostuvo Bermudez.

Tres ejes

El vicepresidente venezolano aportó detalles sobre la naturaleza de los tres operativos desplegados como parte del Gran Plan Nacional Centinela.

Sierra XXI tendrá como fin contrarrestar la presencia de grupos armados dedicados al narcotráfico, así como combatir la violencia en la región y consistirá en la detección y erradicación de cultivos de coca y amapola en la Sierra de Perijá, en el estado de Zulia, fronterizo con Colombia, dijo el vicepresidente.

También en la frontera colombiana se desplegará la operación Boquete 5 que centrará sus esfuerzos en la destrucción de pistas de aterrizaje clandestinas a lo largo del curso del río Meta en el estado de Apure y se extenderá además por el estado de Táchira.

Y por último, en el estado de Bolívar, fronterizo con Brasil, tendrá lugar la operación Oro Azul para combatir la minería ilegal, especialmente la explotación de coltán, material empleado en el desarrollo de tecnologías como satélites, celulares o guías para misiles.

"Por tener este mineral han sido derrocados gobiernos, han sido asesinados líderes políticos en África, es un mineral estratégico", señaló Carrizález.

Ofensiva

"Tenemos entre 15.000 y 20.000 hombres en esas zonas y movilizaremos cuantos sean necesarios para mantener el accionar allí", especificó el vicepresidente.

El anuncio sigue a las muertes el pasado martes de dos miembros de la Guardia Nacional a mano de supuestos "paramilitares" operando en territorio venezolano, según afirma el gobierno de este país, que procedió al cierre temporal de secciones de la frontera con Colombia.

En este sentido, se informó que uno de los autores del asesinato ya ha sido detenido y que se recuperaron dos fusiles que fueron sustraídos a los guardias fallecidos.

Tensiones

Tal escenario se desarrolla apenas una semana después de que Washington y Bogotá suscribieran el polémico pacto para el uso de siete bases militares colombianas por parte de soldados estadounidenses.

Image caption El coltán es empleado en la fabricación de satélites y teléfonos celulares, entre otros.

Un pacto que originó el congelamiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela el pasado mes de julio.

Sin embargo, a finales de octubre las tensiones entre ambos volvieron a intensificarse tras el hallazgo de nueve ciudadanos colombianos, un venezolano y un peruano muertos al sur del estado de Táchira, supuestamente a manos de un grupo armado.

Desde entonces, el intercambio de acusaciones entre ambos países ha sido incesante.

Venezuela acusa al país vecino de introducir en el país a agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) con fines "desestabilizadores".

Por su lado, Colombia que niega tales acusaciones, recrimina a Venezuela su supuesta falta de control de la región fronteriza y de las actividades relacionadas con el narcotráfico que allí se estarían desarrollando.

Lea: Colombia y Venezuela: ¿Guerra Fría?

Por el momento, la crispación entre ambos gobiernos sigue traduciéndose en fuertes pérdidas para el comercio binacional al que el presidente venezolano, Hugo Chávez, impuso fuertes restricciones.

Según la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, estos intercambios cayeron en un 14,2% en los primeros nueve meses de 2009.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.