Día clave en Honduras

Manuel Zelaya
Image caption Las interpretaciones del acuerdo han creado incertidumbre.

Es un día clave en la crisis política que vive Honduras.

Un acuerdo firmado hace una semana por las partes en conflicto -el gobierno interino y el presidente depuesto- establece que este jueves debe conformarse un gobierno de unidad y reconciliación. Pero los desacuerdos prevalecen y numerosas preguntas siguen sin respuesta.

Representantes de la gestión encabezada por Roberto Micheletti dicen que ya tienen "nombres" para crear el nuevo gobierno.

Por su parte, Manuel Zelaya, quien el 28 de junio fue removido de la presidencia y exiliado por la fuerza, ejerce presión para que se acelere su regreso al poder, una decisión que ha quedado en manos del Congreso.

El acuerdo no precisa un plazo para que los legisladores voten sobre la restitución de Zelaya. Tampoco establece quién debe encabezar el gobierno de unidad.

Durante la semana, esta vaguedad ha dado pie a interpretaciones contrapuestas, lo que ha colocado al acuerdo en la cuerda floja.

Opine: ¿fin de la crisis en Honduras?

Pugna por la restitución

En una entrevista exclusiva con la enviada especial de BBC Mundo a Honduras, Cecilia Barría, el portavoz de la Corte Suprema de Justicia, el abogado Danilo Eyzaguirre, incluso consideró remota la posibilidad de que Zelaya vuelva a ejercer la presidencia de Honduras.

"El acuerdo no dice que hay que restituirlo mañana. Lo firmaron sus representantes, que yo le digo, en mi criterio particular, le pusieron la horca", afirmó Eyzaguirre.

Lea: "Le pusieron la horca a Zelaya"

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos dijo que Zelaya debe regresar al poder, pero que eso depende de los propios hondureños.

"Creemos que (Zelaya) debería ser restituido. Esto es ahora un proceso hondureño que comenzó con el acuerdo del fin de semana", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

La Comisión de Verificación del acuerdo aseguró que se está trabajando en la conformación del gobierno de unidad. Pero sus representantes, fuera de aclarar lo referente a los tiempos de la restitución de Zelaya, sólo comentaron que el proceso debe ir "paso a paso".

Hay versiones de que Micheletti ofreció "hacerse a un lado" para facilitar la creación de un gobierno de unidad. Así lo dijo en una conferencia de prensa en Tegucigalpa la secretaria de Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solis, quien integra la Comisión de Verificación.

Manifestación

Entre tanto, Zelaya ha instado a sus seguidores a manifestarse frente al Congreso Nacional, donde podrían estar ausentes los legisladores, pues no se los ha convocado a ninguna sesión plenaria.

Image caption Zelaya instó a sus seguidores a manifestarse ante el Congreso.

Para el mandatario depuesto, el acuerdo se rompe si no lo restituyen en el poder.

Los observadores coinciden en que, como van las cosas -entre la diversidad de declaraciones de los protagonistas-, nadie sabe quién va a encabezar el gobierno de reconciliación y ni siquiera si éste será respaldado por todas las partes.

Mientras tanto, otro proceso se encamina con rapidez: la carrera electoral hacia los comicios presidenciales del 29 de noviembre.

El Tribunal Supremo Electoral recibió ya un cargamento de tinta indeleble de parte de una empresa privada de México. Las papeletas electorales ya están en la imprenta.

Pero las incógnitas persisten: ¿regresará Manuel Zelaya a la presidencia de Honduras? ¿Se retirará Roberto Micheletti del cargo? ¿Habrá al final del día un gabinete de unidad? ¿Quién lo va a presidir?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.