"Catástrofe" en el campo salvadoreño

Lluvias en El Salvador
Image caption Se han visto afectados por las lluvias distintos rubros, como la caña, el café y los granos básicos.

Las lluvias que asolaron El Salvador el pasado fin de semana no sólo causaron un elevado número de víctimas mortales -cerca de 155 hasta el momento- sino que también provocaron importantes pérdidas en el sector agropecuario del país.

Según datos de la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador (Camagro), las precipitaciones -que obligaron a refugiarse en albergues a cerca de 13.000 personas- malograron miles de hectáreas de maíz, frijol y café, y acabaron con la vida de miles de animales.

"Es catastrófico lo que ha sucedido en la zona central del país en materia de agricultura y sector agropecuario, porque tuvimos una importante descarga hídrica que afectó a una de las zonas más productivas", le explicó a BBC Mundo Oscar Albanés, director ejecutivo de la Camagro.

Según Albanés, "se han visto afectados distintos rubros, como la caña, el café y los granos básicos, que son los que más impactan en el Producto Interno Bruto (PIB) del país".

La Camagro informó que en el caso del maíz prevén la pérdida de alrededor de 70.000 toneladas, tras la destrucción de más de 8.000 hectáreas de cultivos.

En cuanto al frijol, se calcula que unas 14.000 hectáreas podrían tener afectaciones.

Lea: Urgencia alimentaria para El Salvador

Falta de alimentos

El maíz y el frijol constituyen dos de los principales productos de la dieta salvadoreña y, según Oscar Albanés, los destrozos causados por las lluvias en los cultivos podrían provocar la falta de alimentos para la población.

"Estamos viendo un panorama sombrío, que va a afectar no sólo a nuestras exportaciones, sino a la disponibilidad de alimentos dentro del país. (…) Si no se toman las medidas adecuadas puede existir el problema de desabastecimiento de granos", aseguró el experto.

Por otro lado, la Camagro calcula que en las plantaciones de café, especialmente en la zona central y occidental del país, se perderán unas 1.000 toneladas de cultivos.

Mientras, las plantaciones de caña de azúcar resultaron menos afectados, con 152 hectáreas destruidas, aunque según la Camagro, la cosecha que debería salir al mercado a mediados de noviembre podría estar en peligro si no se reparan las infraestructuras necesarias para su distribución.

Image caption Cerca de 13.000 personas han tenido que buscar refugio en albergues.

"Podemos tener en riesgo casi el 20% de la producción de caña de azúcar", le dijo a BBC Mundo el director ejecutivo de la organización.

La Camagro también señaló que el sector avícola afronta pérdidas de US$350.000 por el ahogamiento de 40.000 gallinas, mientras que el sector ganadero contabilizó la muerte de 3.500 reses.

Según Óscar Albanés, en los últimos días han estado "en plena comunicación con las autoridades" y han tenido "una respuesta inmediata para habilitar fondos para el tema de infraestructura y la dotación de insumos para reactivar las siembras".

Además, el país ha recibido el ofrecimiento de ayuda de instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de países como Brasil, España o Guatemala.

En estos momentos el gobierno salvadoreño está esperando la evaluación de los daños que está llevando a cabo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.