Crisis energética: ¿el turno de Cuba?

Pozo petrolero en Cuba (Foto Raquel Pérez)
Image caption El gobierno cubano se ha asociado con empresas extranjeras para explotar petróleo.

El gobierno cubano estaría planeando “medidas extremas” en el terreno energético, lo cual incluye el cierre de fábricas y talleres, antes de fin de año.

La noticia proviene de una Nota del Consejo de Ministros a la que la agencia Reuters tuvo acceso.

Ya a comienzos del año las autoridades llamaron a la población a reducir el consumo eléctrico y se tomaron medidas de ahorro en las empresas estatales. Con eso se evitó que se produjeran apagones programados durante el verano.

Otras advertencias sobre la grave situación económica provienen de la Central de Trabajadores de Cuba que publica una especie de editorial en el que convoca a los cubanos a planificar la crisis, apretándose el cinturón con inteligencia.

En realidad el gobierno de Raúl Castro podría cerrar los centros de trabajo más improductivos sin que esto tenga una repercusión negativa en la económica nacional.

Sin embargo, el costo social será alto porque implicará un crecimiento del paro.

Apretar cinturones

Según la agencia británica, el documento del Ejecutivo sostiene que “la situación que confrontamos con la energía eléctrica es crítica y de no adoptarse medidas extremas tendremos que recurrir a los apagones programados, afectando a la población”.

Se convoca también a los directores de las empresas a realizar un análisis de las actividades que paralizarán, ordenándoles priorizar “aquellas que garantizan exportaciones, sustitución de importaciones y servicios básicos a la población”.

Durante el primer semestre el gobierno de Raúl Castro tomó medidas de ahorro que redujeron el déficit, entre ellas apagar los aires acondicionados de las empresas y oficinas, además reorganizar los turnos de trabajo para gastar menos electricidad.

El periódico sindical “Trabajadores” augura que “habrá muchos colectivos (empresas) que no podrán producir o prestar servicios a plena capacidad” y reclama que de todas formas se deberán “ajustar los gastos en correspondencia con los ingresos”.

La crisis financiera

Cuba importa de Venezuela la mitad de sus necesidades energéticas, alrededor de 93.000 barriles diarios de petróleo que son pagados con el trabajo de los médicos y otros cooperantes cubanos que están destacados en aquel país.

Image caption Se ha anunciado que algunas fábricas recortarán producción para ahorrar combustible.

El resto del crudo es extraído en Cuba en cooperación con empresas extranjeras, la más importante de ellas es la canadiense Sherrit. El problema es que el petróleo cubano es escaso y de baja calidad por su alto contenido de azufre.

Al parecer las autoridades cubanas no tienen capacidad de adquirir más combustible debido a la escasez de recursos financieros, producto de la crisis mundial, las raquíticas exportaciones y la baja productividad agropecuaria.

El Ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, reconoció hace una semana que las dificultades financieras impiden pagar las deudas con los empresarios extranjeros y anunció, además, que su país reducirá el comercio con el resto del mundo en un tercio.

De crisis en crisis

Cuba sufrió el pasado año el paso devastador de 3 huracanes que recorrieron la isla de una punta a la otra y provocaron enormes daños en la agricultura, la vivienda y la red eléctrica. Se calcula que las pérdidas ascendieron a US$10 mil millones.

Casi a la par se inicia la crisis económica mundial que repercute también en el país afectando sus principales rubros de divisas. El ingreso por turismo cayó en un 10% mientras el precio del níquel en el mercado internacional se redujo a la mitad.

Por otra parte, obligados por la ineficiencia del sistema agrícola estatal, se importa el 80% de los alimentos, lo que implica un gasto de miles de millones debido al aumento de los precios, a raíz del uso de muchos de ellos en la producción de combustible.

A ese desolador panorama hay que sumarle el embargo de Estados Unidos que le niega a Cuba el acceso a créditos de los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.