Última actualización: jueves, 12 de noviembre de 2009 - 12:56 GMT

Brasil: temblor político por el apagón

Represa hidroeléctrica de Itaipú

El corte de energía afectó a millones de personas en Brasil y Paraguay.

¿Puede un apagón afectar las oportunidades electorales del oficialismo en Brasil? Podría parecer impensado, pero algunos creen que sí.

El corte de energía que dejó a oscuras a unos 50 millones de brasileños el martes por la noche y que también afectó a Paraguay amenaza con tener consecuencias políticas.

Según el gobierno, el apagón se debió a condiciones atmosféricas adversas que afectaron a una subestación de energía en el estado de Sao Paulo.

clic Lea: el apagón se debió al "mal tiempo"

Sin embargo, no todos piensan igual y ya se habla de convocar al Congreso a la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, la preferida de Luiz Inácio Lula da Silva para sucederlo en la presidencia el año próximo y que fue ministra de Minas y Energía de 2003 a 2005.

Cuestión delicada

El suministro de energía es una cuestión delicada en Brasil, a raíz de varios apagones que se sucedieron en el país en los últimos años.

La oposición aprovechó el incidente, que produjo caos en los sistemas de transporte y en el tránsito de las principales ciudades brasileñas, para pedir explicaciones al gobierno, al considerar poco creíble que el corte de electricidad se debiera a cuestiones meteorológicas.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Algunos analistas aseguraron que el apagón demostró las carencias de la infraestructura energética en el país, algo que fue desestimado por las autoridades, que prefirieron hablar de un "incidente aislado".

Lula tuvo que salir a rechazar las acusaciones de la oposición de que el gobierno había fallado en invertir adecuadamente en el sector energético.

"No tuvimos una falla en la generación de energía. Tuvimos un problema en la línea de transmisión", aseguró.

El ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, aseguró que el gobierno de Lula ha invertido US$12.775 millones en líneas de transmisión desde el 2003, aumentándolas en un 30%.

Mientras, según informó el diario Folha do Sao Paulo, el Ministerio Público Federal está solicitando información a los órganos públicos para establecer las causas y los responsables del apagón.

Explicaciones

Dilma Rousseff

Dilma Rousseff es la favorita para las elecciones del año que viene.

En vísperas de año electoral, los políticos de la oposición han sido muy críticos con el manejo del tema por parte del gobierno, informó Gary Duffy, corresponsal de la BBC en Brasil.

Los miembros de la Comisión de Fiscalización y Control de la Cámara de Diputados aprobaron el miércoles una moción por la que se solicita la presencia del ministro de Minas y Energía para que brinde explicaciones sobre el apagón.

Por su parte, el senador Arthur Virgilio, del Partido de la Social Democracia Brasileña, adelantó que presentará una propuesta para convocar también a Rousseff, a quien se considera una autoridad en la materia energética y arquitecta del nuevo marco regulatorio del sector.

Ya se han alzado algunas voces para indicar que el apagón afectaría la candidatura de Rousseff por el Partido de los Trabajadores.

"Yo diría que el apagón fue la cal para (sepultar) la candidatura de la ministra Dilma. Ella vendía la imagen de una técnica competente y ahora muestra que es incompetente en el área que trataba como su preferida", dijo el portavoz y senador del Partido Demócrata Ronaldo Caiado.

Yo diría que el apagón fue la cal para (sepultar) la candidatura de la ministra Dilma (Rousseff). Ella vendía la imagen de técnica competente y ahora muestra que es incompetente

Ronaldo Caiado, portavoz y senador del Partido Demócrata

En tanto, el presidente del Senado, José Sarney, un aliado del oficialismo, aseguró que el corte de energía demostró "la fragilidad del sistema eléctrico".

Para el diario O Globo, la noticia del apagón "cayó como una bomba en el Palacio de Planalto". Y generó la "irritación" de Lula, que buscó "blindar a Rousseff de los ataques de la oposición".

El oficialismo también intentó marcar diferencias con los apagones de 2001, que terminaron desgastando al gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

Un ministro llegó a asegurar, según el diario, que si el corte de energía hubiera ocurrido en plena campaña electoral habría sido un desastre para la candidata de Lula.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.