Perú envía a Chile "pruebas" de espionaje

El presidente de Perú, Alan García y su homóloga chilena, Michelle
Image caption Es una más en la cadena de roces diplomáticos entre Chile y Perú.

Perú dice que entregará a Chile este martes pruebas de un presunto espionaje que ha reavivado las tensiones entre los dos países latinoamericanos.

El caso gira en torno al suboficial de la fuerza aérea peruana Víctor Ariza, acusado de espiar para Santiago de Chile.

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, José García Belaunde, afirmó que en las próximas horas los chilenos recibirán pruebas y exigió que se "establezca un mecanismo de investigación para llegar a la verdad".

Citado por la prensa de su país, el canciller dijo que aunque Lima sabe quién realizó el espionaje, desea aclarar quién lo autorizó en Chile y cómo se financió.

"Sabemos que las computadoras a donde se remitía la información están radicadas en Santiago de Chile", de acuerdo con García Belaunde.

"Connotaciones políticas"

A su vez, Lima pedirá a la Interpol que certifique la autenticidad de la información que enviará este martes a Santiago.

También para este martes se espera la comparecencia en el congreso del ministro peruano de Defensa, Rafael Rey.

El titular entregará detalles de las denuncias de espionaje ante la Comisión de Defensa y Orden Interno.

Para el presidente de esa comisión, Luis Negreiros Criado, es importante analizar "las connotaciones politicas" del caso.

Rechazo chileno

Desde Chile, las autoridades continúan insistiendo en que "nada tienen que ver" con las denuncias, como aseguró el canciller chileno Mariano Fernández.

"El gobierno de Chile no practica el espionaje y no aceptamos imputaciones de ninguna parte respecto a estos asuntos", ratificó el jefe de la diplomacia chilena.

"Hemos revisado minuciosamente cualquier posibilidad que pudiera haber y yo les puedo decir responsablemente y de manera muy seria que no hay instituciones del Estado chileno que tengan ninguna práctica ni funcionario dedicado a este tipo de actividades", insistió.

El caso salió a la luz el jueves pasado cuando la prensa peruana informó sobre las supuestas prácticas de espionaje del ahora detenido Víctor Ariza, un subosoficial alterno de la Fuerza Aérea, de 45 años de edad, quien habría enviado información confidencial a militares chilenos.

A raíz de las revelaciones, el presidente de Perú, Alan García abandonó el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en el que participaba, en Singapur, y canceló una reunión con su homóloga chilena, Michelle Bachelet. A su regreso a Lima se reunió con el Consejo de Seguridad para analizar el caso.

Bachelet regresa a Chile este martes, tras participar en Roma de una reunión de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

El periodista de la BBC en Santiago de Chile Gideon Long recuerda que el incidente es uno más en la cadena de roces diplomáticos entre los dos países que mantienen un diferendo limítrofe desde finales del siglo XIX cuando los chilenos derrotaron a los peruanos en la Guerra del Pacífico y se anexaron áreas que Perú reclama.

Algunos analistas destacan que el las denuncias de espionaje salieron a la luz cuando Chile confirmó la intención de adquirir armas estadounidenses por US$665 millones.

Lima sostiene que las denuncias no pretendían presentar a Santiago como "belicista" ni empañar su desempeño en la APEC, y para demostrar la veracidad de sus alegaciones es que este martes aportará las evidencias.

Contenido relacionado