Última actualización: jueves, 19 de noviembre de 2009 - 14:17 GMT

México: polémica por "exterminadores"

Soldado mexicano en Ciudad Juárez

Las milicias ciudadanas intentarían imponer el orden donde el Estado no provee seguridad.

En México se les conoce como "grupos rudos". Escuadrones que operan al margen de la ley con la misión de exterminar a secuestradores, narcotraficantes y asesinos. Incipientes milicias ciudadanas que intentan imponer el orden donde el Estado no puede proveer seguridad a los ciudadanos.

Cada tanto aparecen denuncias sobre la creación de este tipo de organizaciones, pero hasta ahora no se ha establecido si se trata de grupos paramilitares que buscan "hacer justicia" con sus propias manos, si son más bien organizaciones delictivas que "ajustan cuentas" entre ellas o si son campañas comunicacionales para amedrentar al crimen organizado.

La polémica surgió hace algunos días cuando el acaudalado alcalde del municipio de San Pedro Garza, en el estado de Nuevo León, anunció a los cuatro vientos que había conformado "un grupo de limpieza" para enfrentar a los criminales.

"Voy a tomar atribuciones que no tengo, porque vamos a agarrar el toro por los cuernos para combatir la delincuencia organizada", declaró el edil oficialista Mauricio Fernández.

Acto seguido, denunció que "el Negro Saldaña" -uno de los más temidos criminales en su municipio- había sido encontrado muerto.

Nadie "fuera de la ley"

La denuncia despertó suspicacias, porque el edil la dio a conocer tres horas antes de que la policía encontrara el cuerpo del individuo. Fernández fue llamado a prestar declaración y quedó en libertad sin ningún cargo en su contra.

Pero el escándalo ya se había desatado, y el gobierno reaccionó criticando directamente al alcalde.

Voy a tomar atribuciones que no tengo porque vamos a agarrar el toro por los cuernos para combatir la delincuencia organizada

Mauricio Fernández, alcalde del municipio de San Pedro Garza

"Que quede muy claro: el Estado mexicano en sus distintos niveles de competencia no puede actuar por encima o en contra de la ley. Quien así lo hace, haciéndole daño a los demás, es un delincuente y no se puede aceptar que con delincuencia se abata la delincuencia", declaró el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

Tras el impasse, el polémico edil, proveniente de una de las familias más ricas de Nuevo León, dijo que no había de qué preocuparse porque él "se portaría bien", al tiempo que anunció la creación de un grupo de agentes de élite para evitar ser intimidado.

"Peor el remedio"

Un periódico de Ciudad Juárez, la urbe fronteriza más violenta de México, realizó una reducida encuesta telefónica en la que la mitad de los entrevistados expresó que está de acuerdo con la formación de "grupos de limpieza" para combatir el crimen organizado.

Cansados de la impunidad, la corrupción y los más de 2.000 ejecutados en lo que va del año, los habitantes de Juárez reconocieron que las milicias pueden llegar a ser peligrosas, pero aceptaron la propuesta ante la desesperación de vivir en una "tierra sin ley".

Que quede muy claro: el Estado mexicano en sus distintos niveles de competencia no puede actuar por encima o en contra de la ley. Quien así lo hace, haciéndole daño a los demás, es un delincuente y no se puede aceptar que con delincuencia se abata la delincuencia

Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación

Consultado sobre este tema, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ciudad Juárez, Carlos Chavira, le dijo a BBC Mundo que los empresarios de la zona no ven con buenos ojos a los "grupos de limpieza".

"Sería más grave el remedio que la enfermedad", afirmó Chavira.

Y muchos temen que si México sigue ese camino, termine enfrentando problemas similares a los que ha vivido Colombia desde que surgieron grupos paramilitares en la década de los años 80 que terminaron desafiando el poder del Estado.

¿Mito o realidad?

En distintos puntos del país han surgido denuncias sobre presuntas milicias que buscan "hacer justicia" cuando el Estado ha dejado de proveer seguridad a sus ciudadanos.

Violencia en México

Según Chavira, "sería más grave el remedio que la enfermedad".

Tal es el caso de un comando llamado "Matazetas" en Veracruz, una supuesta organización que difundió un video en You Tube en el que presumía haber ejecutado a miembros de "Los Zetas", brazo armado del cartel del Golfo.

A comienzos de este año apareció un autodenominado "Comando Ciudadano por Ciudad Juárez", que emitió un comunicado en el que se proclamaba como "justiciero de la patria".

Y también en Culiacán, estado de Sinaloa, este año surgió la sospecha de que estaría operando un grupo encargado de asesinar a supuestos ladrones de vehículos. Incluso algunos criminólogos comenzaron a hablar de la posibilidad de que personas "mandaran a matar por contrato" a delincuentes comunes.

Estos ejemplos, unidos a la irrupción del polémico alcalde, han colocado en el debate público la pertinencia de que, ante la ineficacia del Estado en la lucha contra el crimen, los ciudadanos recurran a métodos tan fuera de la ley como la amenaza que pretenden combatir.

El gobierno mexicano, por su parte, ha defendido sus logros en el combate de las bandas de narcotraficantes.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.