¿Es hora de viajar a Cuba?

Calle de La Habana.
Image caption Estados Unidos debate levantar las restricciones que impiden viajar a Cuba a turistas estadounidenses.

En Washington, el debate sobre la conveniencia de dejar que los estadounidenses viajen libremente a Cuba vuelve a evidenciar la división de opiniones en la Cámara de Representantes.

"Las papas tienen más derechos que los ciudadanos", es la máxima que repiten los que quieren que se levanten las restricciones que impiden a los estadounidenses sin familiares en la isla viajar a Cuba, señalando que es más fácil para un tubérculo de Idaho que para una persona llegar a esas costas.

"Si quieren sol, vayan a Miami", argumentan los que se oponen a eliminar esas restricciones que impiden que los turistas estadounidenses visiten Cuba.

Los argumentos se repitieron este jueves en una audiencia del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes que analiza un proyecto de ley que eliminaría las trabas impuestas hace casi medio siglo.

El debate se mueve entre quienes piensan que el turismo puede ayudar a lograr cambios políticos en Cuba - cosa que no ha logrado el embargo- y quienes consideran que sería "premiar" al gobierno de La Habana con recursos frescos.

Cerca de la ley

A principios de año un grupo de congresistas introdujo un proyecto de ley que permitiría eliminar las trabas de viajes a Cuba y ayudaría a promover el comercio de productos agrícolas y farmacéuticos.

Los promotores estiman que tienen seguros casi 200 votos, lo que los acerca a la cifra de 218 necesarios para aprobar la ley, aunque existe un grupo demócratas que ha expresado su desacuerdo con aflojar la presión sobre Cuba.

Además dicen contar con el respaldo de la Casa Blanca, ya que no creen que el presidente Barack Obama vaya a vetar una eventual decisión como sí había amenazado con hacerlo el presidente George W. Bush.

"Éste es el único país del mundo donde a nuestra población no se le permite ir" señaló el presidente de la comisión, el demócrata Howard Berman, al abrir el debate ante una sala abarrotada de personas.

"Nos están quitando un derecho con la excusa de que en Cuba se les quitan derechos a los cubanos y entonces a nosotros nos van a poner en penitencia también", dijo a BBC Mundo, Silvia Wilhelm, directora de la Comisión Cubana-Estadounidense Pro Derechos Familiares, quien estuvo presente en la audiencia.

Wilhelm niega que esté vinculada a intereses de grupos empresariales o que pueda ser considerada simpatizante del gobierno de La Habana y asegura que su misión en “abogar por el derecho a la reconciliación”.

"Mi esposo que es veterano de Vietnam (…) y puede ir a Vietman, donde murieron miles y miles de sus compatriotas y en cambio no puede ir a Cuba si no va conmigo que soy su esposa. Es ilógico", aseguró Wilhelm.

"Visiten Haití"

Image caption Los promotores de las medidas aseguran contar con 200 de los 218 votos necesarios en la Cámara de Representantes.

Del otro lado de los argumentos se asegura que europeos y latinoamericanos viajan permanentemente a Cuba, sin que esto haya redundado en mayores libertades para la población cubana.

Además, algunos afirman que no es enteramente cierto que los estadounidenses no puedan viajar a la isla.

"Hay 18 maneras diferentes para que un estadounidense pueda viajar legalmente a Cuba", replicó Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Florida y miembro de mayor jerarquía en el Comité, aunque sin especificar cuáles serían esas maneras.

"Si están buscando clima tropical, vayan a Miami o Cayo Hueso (…), o a cualquiera de las playas de Florida. Vayan a la costa de Nueva jersey. Visiten California o Arizona en sus vacaciones", aseguró.

Incluso Ros-Lehtinen sugirió que, si se trata de ayudar a un país, la isla de Haití necesita ayuda para su reconstrucción.

Voto improbable

Mientras se desarrollaba la comparecencia en el Comité de Exteriores, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, reconoció en su rueda de prensa semanal que hay cosas más importantes en la agenda legislativa que Cuba.

No se espera que el proyecto vaya a ser sometido a votación hasta el próximo año, pero el clima que se vivió en la comparecencia demuestra que el tema del embargo a Cuba se ha convertido en una herencia pesada, difícil de resolver.

De allí quizá que los proponentes del cambio dentro del Comité invitarán a "pesos pesados" como el General Barry McCaffrey, ex zar antidrogas de los EE.UU., quien aseguró que "levantar la prohibición a los viajes serviría a nuestros intereses".

En la jornada, incluso circularon las cifras de una encuesta que dice haber realizado un sitio de internet de venta de paquetes de viajes que aseguran haber recogido la opinión favorable de unos cien mil clientes estadounidenses que quisieran viajar a Cuba.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.