Guerra de huelgas de hambre en Bolivia

Rosario Canedo
Image caption Con la suspensión de Canedo, la Corte quedó con seis de sus 12 miembros.

Una magistrada de la Corte Suprema de Justicia que fue suspendida del cargo y un diputado oficialista compiten desde este viernes con huelgas de hambre instaladas en el Congreso de Bolivia.

La mayoría oficialista de la Cámara de Diputados autorizó la noche del jueves al Senado la apertura de un juicio de responsabilidades en contra de la magistrada Rosario Canedo por presunto prevaricato (delito consistente en dictar a sabiendas una resolución injusta).

Los oficialistas aseguran que un fallo dictado por Canedo el 2008 favoreció a los accionistas privados del liquidado Banco Sur y le ocasionó al Estado una pérdida de US$6 millones.

Tras la decisión, la magistrada Canedo se declaró en huelga de hambre en pleno hemiciclo, de donde ahora no puede salir ni para dar conferencias de prensa porque si lo hace ya no le permitirían el ingreso.

La contrahuelga

En respuesta a esa medida, el diputado oficialista, Gustavo Torrico, instaló su propia huelga de hambre en el pasillo más cercano al hemiciclo. Según dijo, su medida tiene la finalidad de defender los intereses del Estado que se ven amenazados por magistrados como Canedo.

"Si la señora quiere seguir en huelga de hambre, nosotros también vamos a seguir en huelga de hambre y uno de los dos va a salir caminando dejando la huelga o vamos a salir con nuestros pies por delante porque nos vamos a morir de hambre", dijo Torrico, quien acusó a Canedo de haberle provocado una pérdida al Estado de US$17 millones con dos de sus fallos.

La magistrada Canedo también dijo que se quedará en su huelga de hambre porque quiere denunciar ante la comunidad internacional que "en Bolivia no existe justicia donde podamos recurrir los que hemos sido abatidos por la prepotencia, por el uso abusivo del poder".

Poder Judicial debilitado

Con la suspensión de Canedo, la Corte Suprema de Justicia quedó con seis de sus 12 miembros, lo que a entender de los opositores es un golpe al Poder Judicial porque tendrá que convocar a conjueces (una especie de suplentes temporales) para resolver los asuntos que requieren más de la mitad de los miembros.

El presidente de la Corte Suprema, Eddy Fernández, también fue suspendido con el mismo procedimiento utilizado en el caso de la magistrada Canedo. Él está acusado de haber retrasado deliberadamente el juicio en contra del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y espera que su caso se procese en el Senado.

Por un lado, la Corte Suprema queda debilitada con estas suspensiones y, por otro, el Tribunal Constitucional dejó de funcionar porque todos sus miembros renunciaron.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.