Lula apoya programa nuclear iraní "pacífico"

Mahmoud Ahmadinejad y Luiz Inácio Lula da Silva
Image caption Los presidentes firmaron 23 convenios en temas relacionados con la energía, la diplomacia y el comercio exterior.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva apoyó este lunes el derecho de Irán a desarrollar un programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos durante la reunión que mantuvo con su homólogo Mahmoud Ahmadinejad, quien comenzó en Brasil una gira suramericana que lo llevará también a Bolivia y Venezuela.

Para varios países, entre ellos Estados Unidos, el programa nuclear iraní tiene como objetivo el desarrollo de armas nucleares, a pesar de que el gobierno de Teherán siempre lo negó.

Lea: Irán busca alivio en América Latina

Pero durante el encuentro entre ambos mandatarios Lula pidió que Irán tenga el mismo trato que Brasil, quien "tiene un modelo de desarrollo de energía nuclear reconocido por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)".

"Aquello que Brasil defiende para nosotros, defendemos para los otros", dijo.

Según dijo Ahmadinejad en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería, desde la Revolución Islámica de 1979 los "enemigos" de Irán en la comunidad internacional han buscado pretextos para atacar al país.

Él cree que la cuestión nuclear es sólo una más de una larga serie de acciones para perjudicar a su país.

Participe: ¿Un socio más o un aliado incómodo?

"Nunca dejamos (sin respuesta) ninguna pregunta de el OIEA. Entregamos documentos que incluyen todos los detalles de nuestro programa", dijo Ahmadinejad.

Por otra parte, el líder iraní también defendió que Brasilia ocupe un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), aunque afirmó que este órgano necesita ser reformado.

Convenios comerciales

Durante el encuentro entre los dos presidentes, representantes de sus gobiernos firmaron 23 convenios en temas relacionados con la cultura, la energía, ciencia y tecnología, agricultura, diplomacia y comercio exterior.

También rubricaron un acuerdo de cooperación entre la Confederación Nacional de Industria (CNI) de Brasil y de la Cámara de Comercio e Industria de Irán.

Por eso Ahmadinejad desembarcó en Brasil acompañado de 200 empresarios que buscan negocios en áreas de petróleo e inversiones en el mercado financiero.

Protestas en Brasil

Este domingo, antes de la llegada de Ahmadinejad a Brasil, asociaciones ligadas a la comunidad judía, de defensa de los derechos humanos, de homosexuales y otras organizaciones protestaron por la visita del líder iraní.

Este lunes, otro grupo de manifestantes se concentró frente al Ministerio de Relaciones Exteriores en Brasilia.

Algunas decenas de personas portando banderas de Israel y representantes de movimientos gay y feministas gritaron contra Ahmadinejad. Otro grupo más pequeño llevó banderas palestinas y dio la bienvenida a los presidentes.

Críticas

Image caption Algunos grupos se manifestaron por la visita de Mahmoud Ahmadinejad al país.

Los críticos de este viaje cuestionan que Brasil reciba a un líder tan polémico con honores de jefe de Estado. Temen que este recibimiento pueda dar a entender que Brasil está de acuerdo con las posiciones del presidente iraní, que según ellos defiende el fin del Estado de Israel y niega el Holocausto.

Además advierten que Ahmadinejad está utilizando a Brasil para esquivar el bloqueo internacional impuesto a su nación.

Por su parte, el gobierno brasileño afirma que la política exterior ha sido tradicionalmente la de no intervenir en asuntos internos de otros países y que aislar a Irán no sería productivo. El mejor camino, según el gobierno de Brasil, es el diálogo.

Lea: La polémica política exterior brasileña

Lula recordó que en menos de 15 días su país recibió a tres importantes figuras políticas de Oriente Medio: en las últimas dos semanas ya estuvieron en el país el presidente de Israel, Shimon Peres, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

"Con todos queremos hablar de paz", sostuvo el presidente.

Contenido relacionado