Colombia hará otra denuncia contra Venezuela

Mineros expulsados de Venezuela
Image caption Algunos mineros denunciaron maltratos.

Unos 450 mineros provenientes de Colombia y Brasil acusados de explotar ilegalmente yacimientos auríferos ubicados en medio de la selva en Venezuela, fueron expulsados por las autoridades de este país y enviados a Colombia, informaron autoridades colombianas quienes anunciaron que llevarán el caso a instancias internacionales.

"Vamos a denunciar ante las autoridades internacionales de derechos humanos este tipo de desplazamiento forzado que viola el derecho internacional humanitario", indicó ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva.

Tras ser expulsados de territorio venezolano, los mineros ilegales llegaron a Puerto Inírida, en el departamento colombiano de Guainía, y recibieron albergue en un coliseo de manera provisional.

Silva, quien se trasladó a Puerto Inírida, denunció que Venezuela no siguió los procedimientos establecidos para expulsar y repatriar a los inmigrantes ilegales de ese país.

"Maltratados"

De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Caracas, Will Grant, algunos mineros dijeron que habían sido maltratados físicamente. También hubo informes sobre disparos por parte de las autoridades venezolanas con el fin de asustar a los mineros y sus familias y expulsarlos del territorio.

Image caption Silva dijo que Venezuela no respetó los procedimientos establecidos para la expulsión y repatriación de los mineros.

Se informó que al menos otros 1.500 mineros evadieron la expulsión pues se escondieron en la selva.

Las autoridades venezolanas no se han pronunciado sobre el incidente.

Grant indicó que existen docenas de minas de oro y diamantes ilegales en territorio venezolano fronterizo con Colombia y grupos de mineros –a menudo de Colombia o Brasil- descubren yacimientos de oro en lo profundo de la selva e instalan aldeas a sus alrededores.

El gobierno venezolano anunció recientemente que haría frente a la situación debido a que la explotación de las minas ilegales estaba causando un inmenso daño ambiental, añadió Grant.

La expulsión se produce en el marco de una crisis diplomática entre Colombia y Venezuela luego que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, autorizara a Estados Unidos para que este país utilice siete de sus bases militares en operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo.

Colombia y Venezuela comparten 2.219 kilómetros de frontera terrestre.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.