La sequía multiplica pérdidas en los Andes

Sequía en el Chaco paraguayo
Image caption La sequía está acabando en varios países con el ganado y provocando cortes de agua.

La sequía que afecta a varios países andinos está produciendo fuertes pérdidas en sus economías. Mientras en Ecuador y Bolivia se dan cifras de hectáreas de cultivo destruidas y cabezas de ganado muertas, y en Venezuela se mantienen restricciones de agua y energía, en Colombia las autoridades toman medidas para enfrentar la falta de lluvias que, según afirman, se extenderá hasta abril de 2010.

En el caso de Ecuador, el ministro de Agricultura, Ramón Espinel, le dijo a BBC Mundo que en las zonas costeras del país, donde la ausencia de lluvias es total, la provincia más afectada ha sido Manabí, declarada en emergencia el 20 de noviembre pasado.

Allí la cifra de reses muertas va en aumento, frente a lo cual el gobierno ha iniciado la entrega de raciones de alimento para 385.000 cabezas de ganado en peligro, que serán otorgadas a 20.000 pequeños y medianos ganaderos.

Esta asistencia del gobierno para Manabí, donde también se están presentando problemas de abastecimiento de agua para consumo humano, llega a US$15 millones, según lo afirmó el ministro.

En la sierra ecuatoriana, por su parte, 50.000 hectáreas de cultivo han sido afectadas y aunque la Central Hidroeléctrica Paute, la mayor del país, ha registrado una leve recuperación de su caudal con la caída de las primeras lluvias días atrás, el gobierno ha manifestado que los cortes de luz en todo el país continuarían hasta el 15 de diciembre.

El ministro Espinel no duda en atribuir la severa sequía que afecta a varios países andinos al cambio climático mundial, aunque también señala que aspectos como la deforestación tienen directa relación con la falta de lluvias.

Image caption En Bolivia han muerto 5.018 cabezas de ganado.

Luigi Zambrano, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Agricultura, no obstante, afirmó a BBC Mundo que el actual y anteriores gobiernos "no tomaron las medidas preventivas a tiempo".

"La infraestructura de riego funciona a medias. Ha habido negligencia por parte del Estado para prever esta crisis", dijo Zambrano, quien espera que las acciones que está adoptando el gobierno sean pensadas con una planificación a futuro.

Efectos en Bolivia y Venezuela

En otros países andinos cada día se presentan nuevos datos de los efectos de la sequía, que ha sido asociada con el fenómeno climático de El Niño.

En Bolivia, de acuerdo con el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, unas 10.500 familias han sido afectadas en los últimos meses por la sequía en diversas regiones del sur del país.

No obstante, si se toma en cuenta todo 2009, según un reporte de Defensa Civil, al menos 57.577 familias han sufrido los efectos de la falta de lluvias en los nueve departamentos bolivianos.

El reporte señala que a causa de la sequía, que al presente tiende a bajar su intensidad en Bolivia, se han dañado en este año 44.143 hectáreas de cultivo, entre las cuales un 88% corresponden a La Paz, y han muerto 5.018 cabezas de ganado.

Esto contrasta con las intensas lluvias que en estos días están cayendo en varias zonas del país, registrándose al momento unas 3.000 familias afectadas por el desbordamiento de ríos.

Días atrás, el presidente de Bolivia, Evo Morales, había anunciado que su gobierno invertirá US$100 millones para enfrentar los efectos de la sequía en el país.

Image caption La ausencia de lluvias también se ha sentido con fuerza en Venezuela, ocasionando racionamientos de agua.

La ausencia de lluvias también se ha sentido con fuerza en Venezuela, ocasionando racionamientos de agua y energía eléctrica. El presidente Hugo Chávez ha señalado que su gobierno "bombardea" las nubes con asistencia técnica cubana para provocar lluvias.

Lea: Caracas sin agua

"Nube que se me atraviese, le lanzo un rayo. Esta noche salgo a bombardear. Tenemos unos aviones por allí y unos equipos que nos mandó Fidel y Raúl", ha dicho Chávez.

Colombia se prepara

En Colombia, entre tanto, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) anunció que se espera que la temporada de sequía, que apenas ha comenzado en el país, dure hasta abril de 2010 y afecte al 80% del territorio colombiano.

"Se nos adelantó la temporada seca por la presencia de El Niño", dijo el director del Ideam, Ricardo Lozano, al anticipar que un 65% de las ciudades colombianas podrían presentar déficit de agua.

Al momento, el río Magdalena, el principal del país, ha registrado descensos considerables en sus cuencas, similares a lo presentó en 1997, cuando una fuerte sequía afectó Colombia.

De allí que esta semana Colombia anunció la suspensión temporal en el suministro de energía que venía entregando a Venezuela y la restricción en las ventas del recurso a Ecuador con el fin de garantizar reservas frente a la sequía esperada.

Lea: América Latina, ¿hacia una crisis energética?

"Estamos reservando agua para febrero y marzo, y enfrentar así este verano intenso que se avecina para alejar el fantasma del racionamiento", dijo el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.