Caso Frei sacude fin de la campaña chilena

Eduardo Frei
Image caption El ex presidente busca retornar al poder en las elecciones del domingo.

El fallo judicial que confirmó que el ex presidente Eduardo Frei Montalva fue asesinado por agentes del régimen de Augusto Pinochet en 1982 despertó reacciones diversas y marcó la última semana de cara a las elecciones en Chile, donde su hijo Eduardo Frei Ruiz-Tagle buscará un nuevo período como mandatario.

La investigación del juez Alejandro Madrid determinó que el emblemático líder de la Democracia Cristiana (DC) falleció por la "introducción paulatina de sustancias tóxicas no convencionales" a su organismo, desde que se internó en la clínica Santa María para operarse de una hernia en diciembre de 1981.

El procesamiento de seis personas ligadas al régimen de Pinochet llegó a días de las elecciones presidenciales de este domingo. Ahí, la carta de la derecha, Sebastián Piñera, aparece con la primera opción de pasar a una segunda vuelta en que enfrentaría a Frei Ruiz-Tagle, según los sondeos.

Desde la oposición hubo algunas críticas, por estimar que el fallo llegó justo en el final de la campaña con miras a La Moneda. "Lo único que me preocuparía es que el juez haya tomado esta resolución pensando en el clima electoral", expresó el secretario general de la Unión Demócrata Independiente, Víctor Pérez.

La propia hija del ex presidente, Carmen Frei, dijo el lunes que buscar una conexión política en el fallo sería "una bajeza inmensa", lo que fue enfatizado por el senador Jorge Pizarro (DC).

"Algunos de manera muy oportunista han pretendido plantear un posible uso electoral de esto, lo que me parece inaceptable y habla mal de ellos", señaló a BBC Mundo el jefe territorial de la campaña de Eduardo Frei.

Remezón de conciencia

Jorge Pizarro sostuvo que el esclarecimiento de las causas que llevaron a la muerte al ex presidente no influirá de cara a las elecciones, pero sí va a ser un elemento diferenciador entre la opción del abanderado oficialista y la carta de la derecha.

"Creo que el remezón de conciencia que tiene que generar en el país va a ser muy grande. Ya se había perdido en la conciencia colectiva de los chilenos las atrocidades y los crímenes brutales que cometió la dictadura de Pinochet, y sobre todo la complicidad de muchos civiles que hoy día siguen teniendo relevancia en la política chilena", indicó.

Distinta es la visión desde la Coalición por el Cambio que encabeza Sebastián Piñera, donde estiman que el caso de Frei Montalva no apunta a la visión de futuro que hoy tienen los chilenos.

Así lo planteó a la BBC el politólogo del instituto Libertad, José Miguel Izquierdo, señalando que "esos temas están situados en el pasado, y hay en Chile una característica muy clara en el electorado que es la superación de este tipo de problemas".

"Lo más notable es que se presente una decisión, un fallo judicial a pocos días de la elección donde uno de los hijos del principal involucrado, el asesinado, es candidato a la presidencia. No deja de llamar la atención la coincidencia", remarcó.

Homenaje al ex presidente

Este martes la familia de Eduardo Frei Montalva realizó una romería hasta la tumba del ex mandatario, en la que estuvieron presentes los principales dirigentes políticos de la Concertación.

En el acto, Carmen Frei reiteró que "una persona de buena voluntad y que piense bien no puede creer que vamos a estar usando el homicidio de un padre con razones personales o pequeñas", mientras que la Democracia Cristiana anunció que se hará parte de la investigación que lleva adelante el juez Alejandro Madrid.

Eduardo Frei Montalva presidió Chile entre 1964 y 1970, período tras el cual se transformó en uno de los principales opositores al gobierno de Salvador Allende.

Aunque la DC al principio apoyó el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 en espera de que los militares tuvieran un gobierno transitorio, el desarrollo de los hechos transformó al ex mandatario en uno de los máximos opositores a Pinochet.

En 1980 Frei Montalva llamó públicamente a los chilenos a rechazar la constitución que legitimaba al gobierno militar, y el 22 de enero de 1982 murió tras las intervenciones a las que fue sometido en la clínica Santa María, donde cuatro de los doctores que lo atendieron fueron procesados por homicidio, complicidad o encubrimiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.