Otra reducción de condena a los "Cinco de Cuba"

Afiche de los "Cinco de Cuba"
Image caption Los cinco han estado en custodia en Estados Unidos desde 1998.

Una jueza en Estados Unidos redujo la condena a dos cubanos acusados de espionaje en un caso conocido como los "Cinco de Cuba".

Ramón Labañino y Fernando González habían sido encarcelados -junto a otros tres cubanos- en 2001 tras ser acusados de espiar para el gobierno de Fidel Castro.

Labañino, quien tenía cadena perpetua, ahora se enfrenta a una condena de 30 años de cárcel, mientras que González ahora deberá pasar 18 años en prisión, uno menos de lo que había sido establecido.

Las nuevas sentencias llegan tras resoluciones de un tribunal de apelaciones que habían determinado que las condenas impuestas originalmente habían sido demasiado severas.

La jueza aseguró este martes que los "delitos que atentan contra la seguridad nacional están entre los más graves". Y agregó que "es importante que los gobiernos extranjeros sepan que tales actividades no son toleradas en este país".

El mes pasado una jueza en la ciudad de Miami redujo la sentencia a 22 años a Antonio Guerrero, otro de los "Cinco de Cuba".

Reacciones

El presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, señaló que las nuevas condenas eran "injustas", porque "no debieron estar presos ni un segundo".

En tanto, el presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró este martes tras conocer la noticia que los cubanos deberían ser liberados "de inmediato".

Chávez dijo que se trata de una condena "injusta" contra "unos jóvenes, unos héroes, unos luchadores que no han hecho nada, pero nada, porque se demostró jurídicamente que no hay un sólo hecho de espionaje".

"Es un juicio político. Eran presos de (el ex presidente George) Bush y ahora de (Barack) Obama", agregó.

El gobierno venezolano ha condecorado a los "Cinco de Cuba" con la máxima orden nacional, la Orden del Libertador en primera clase, por considerarlos "héroes" condenados"injustamente".

Fricción

El caso conocido como de los "Cinco de Cuba" ha sido causa de fricción entre Estados Unidos y la isla.

Image caption El gobierno cubano dice que los cinco eran agentes para espiar a grupos anticastristas y no a EE.UU.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González habían sido hallados culpables en 2001 de infiltrarse en bases militares estadounidenses y en grupos del exilio cubano en Miami para mandar información a Cuba.

Los hombres -que recibieron sentencias de entre 15 años a cadena perpetua- han hecho varias apelaciones.

Ellos alegan que el juicio original en su contra en Miami no fue justo porque existe un sentimiento anticastrista en la ciudad, epicentro del exilio cubano.

Los fiscales federales insistieron en que hay fuertes evidencias en su contra y los grupos de exiliados sostienen que fueron castigados con justicia.

Si bien el gobierno cubano los reconoce como sus agentes, asegura que no espiaban a EE.UU., sino a los grupos anticastristas radicales con base en Miami, por lo que los considera "héroes'' y "luchadores antiterroristas''.

Los cinco han estado en custodia en EE.UU. desde 1998.

"El caso sigue siendo una piedra en el camino para mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, algo que el presidente Barack Obama dice que quiere lograr", ha asegurado Jonathan Beale, corresponsal de la BBC.

Contenido relacionado