Jornada electoral en Chile

Eduardo Frei, Sebastián Piñera, Marco Enríquez-Ominami
Image caption Todo apunta a que habrá una segunda vuelta entre los dos primeros.

Los chilenos están participando este domingo en la jornada electoral para escoger presidente de la República, todos los diputados del Congreso y 18 de sus senadores.

En el caso del presidente, el sistema es a dos vueltas: sólo habrá ganador si alguno de los candidatos obtiene más de la mitad de los votos. De lo contrario, los dos que obtengan las votaciones más altas competirán en segunda vuelta el próximo 17 de enero.

Cuatro contendores disputan la posibilidad de reemplazar a la presidenta Michelle Bachelet en La Moneda: por la gobernante Concertación de Partidos por la Democracia, una alianza de partidos de centro izquierda, Eduardo Frei; por la Coalición por el Cambio, que reúne a partidos de centro derecha, Sebastián Piñera; el disidente Marco Enríquez-Ominami en representación de sectores descontentos con la Concertación y el ex ministro Jorge Arrate, también separado de la alianza oficialista.

De acuerdo con los últimos sondeos de opinión, es poco probable que alguno de ellos se imponga en primera vuelta. Las proyecciones le dan la primera opción a Piñera, seguido de Frei. Sin embargo, algunos no descartan la posibilidad de que Enríquez-Ominami, considerado la "revelación" de la campaña electoral, se cuele al balotaje.

Cambio o continuidad

Image caption La opción de Arrate estará en el poder que adquiera para negociar con el ganador.

La atención estará centrada este domingo en los porcentajes que obtendrán por los candidatos. Analistas consultados por BBC Mundo coincidieron en que si Piñera obtiene una ventaja superior a los 10% la distancia será difícil de remontar por cualquier contendor.

En este escenario Chile se vería frente a la posibilidad cierta de poner fin a dos décadas de gobiernos de la Concertación y de reemplazarla por la centro derecha.

En el comando de Piñera hubo un esfuerzo por alejar a su candidato de una imagen de derecha tradicional, mientras que algunos de sus críticos echaron de reminiscencias históricas para tratar de convencer al electorado de que votar por él sería volver a un pasado oscuro y enterrado.

Con todo, para el analista político y profesor de la Universidad de Chile, Guillermo Holzim, el regreso de la tendencia de centro derecha es una posibilidad real.

"Aquel que tiene un pensamiento crítico frente a la Concertación (…) piensa que cuatro años con la derecha, que se ha desmarcado de (el ex gobernante Augusto Pinochet) -- un Pinochet que no está en la escena política --, que ha reconocido las violaciones a los derechos humanos, piensa que la democracia se fortalece al haber alternancia y cree que la derecha tiene un lugar en ella", señaló en conversación con BBC Mundo.

Transferencia de popularidad

Mientras, y de pasar Frei a segunda vuelta, enfrentará el desafío de captar los votos de las otras dos opciones de izquierda, tras la ruptura que llevó en primer lugar a que esa tendencia tuviera tres candidatos en vez de uno.

Como estrategia, se espera que haga énfasis en el tema de los derechos humanos y que intente reforzar los lazos con la actual presidenta, que goza de una popularidad de más del 80% que por una u otra razón no ha sido transferida al aspirante a sucederla.

Como tercer escenario, se maneja la posibilidad de que Marco Enríquez-Ominami, un joven diputado escindido de la Concertación, supere a Frei y compita con Piñera en el balotaje. En ese caso los analistas apuntan a que se trataría de un verdadero "terremoto" político, por el ascenso sin maquinaria partidista y habiendo salido de la nada.

En cuanto a Arrate, los ojos están puestos en si obtendrá un porcentaje que le dé capacidad de negociación con el ganador de la izquierda y en si el Partido Comunista, que lo apoya, logrará por primera vez representación en el Congreso.

Se espera que el primer boletín con resultados parciales sea dado a conocer a primera hora de la noche de este domingo.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.