Chile: Piñera y Frei a segunda vuelta

Los candidatos Sebastián Piñera, de la centro-derecha, y Eduardo Frei, de la centro- izquierda, pasaron este domingo a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilenas, según los resultados preliminares con el 10% de los votos contados.

Image caption Se cumplieron, hasta ahora, los pronósticos de las las encuestas: Piñera primero y Frei segundo.

Tal y como lo habían pronosticado las encuestas, Piñera, un exitoso empresario de 60 años que representa a la Coalición por el Cambio, acaparó la primera preferencia, con un total de 44,23% de los sufragios. En segundo lugar se ubicó el ex presidente Eduardo Frei, de 67 años, y candidato de la oficialista Concertación de Partidos por la Democracia, con un total de 30,50% de los votos. En el tercero y cuarto lugar se ubicaron el independiente y "revelación" de la campaña electoral Marco Enríquez Ominami, con el 19,39%, y el ex miembro de la Concertación, Jorge Arrate, con el 5,86%. Los resultados colocaron a Chile ante la posibilidad real de cerrar un capítulo de 20 años de gobiernos de la Concertación y de abrir la página a un gobierno de centro- derecha. Sin embargo, nada parece estar escrito: ahora se abre un período de negociaciones, compromisos y alianzas, en el que los dos candidatos clasificados intentarán hacerse con los votos de Enríquez-Ominami y de Arrate, de cara a la fase definitiva de esta elección, que está programada para el próximo 17 de enero.

Reacciones

De acuerdo con algunos observadores, esta segunda vuelta será intensa.

Apenas conocido el resultado, los comandos comenzaron a emitir sus primeras reacciones. Por Frei, el jefe de campaña, Jorge Pizarro, señaló que su candidato representa la opción "donde cabemos todos y lo que manda es la voluntad ciudadana y no el poder del dinero".

Pizarro invitó a "todos a sumarse" al voto por Frei y vaticinó que "las cuentas alegres que sacan otros van a tener que guardárselas". Previo a la primera vuelta, el abanderado del Partido Comunista, Jorge Arrate, había manifestado su voluntad de brindar apoyo al candidato que significara la derrota de la derecha el 17 de enero. En cambio, el independiente Marco Enríquez Ominami ratificó la mañana del domingo que no haría ningún pacto con nadie. De acuerdo con analistas, su voto se dividirá en una proporción cercana al 70-30 en favor de Frei, lo cual podría no ser suficiente para garantizar la continuidad de la Concertación en el palacio presidencial de La Moneda. Por su parte, Piñera mantuvo hasta el último momento la confianza en que superaría cómodamente a sus rivales. "Lo más importante es que vienen tiempos mejores y los chilenos pueden tener esperanza", dijo después de ejercer su derecho al sufragio. Más tarde, su portavoz, Rodrigo Hinzpeter, agradeció tanto a los electores que votaron por él como a los que no. "Chile es lo que más queremos, lo que más cuidamos", señaló.

Jornada cívica

Salvo unos pocos incidentes aislados, la jornada de votación se desarrolló con normalidad.

Image caption Millones de chilenos salieron el domingo a ejercer su derecho y cumplir con su deber de votar.

La policía informó del arresto de varias personas por promover el voto nulo o negarse a actuar como miembros de mesa. Mientras, en el sur del país, un grupo de indígenas mapuches bloqueó un camino rural con troncos y ramas. Según las autoridades, éstos habían anunciado la intención de sabotear las elecciones.

Aparte de esto, millones de chilenos salieron el domingo a ejercer su derecho y cumplir con su deber de votar, aún bajo un intenso calor primaveral-veraniego que ocasionó algunos desmayos y vahídos. La actual presidenta, Michelle Bachelet, destacó el carácter cívico y respetuoso de la votación y dijo que mostraba al mundo que en su país hay una "democracia impecable".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.