México: testigos en peligro

Silueta de hombre
Image caption El Ministerio Público ha utilizado testigos protegidos en sus investigaciones desde 1996.

Entró a un Starbucks por un café y salió muerto. En una zona central de Ciudad de México y a plena luz de día fue ultimado a tiros hace dos semanas Édgar Bayardo, ex comandante de la policía, quien era testigo clave de la fiscalía mexicana en una investigación contra funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública.

Bayardo estaba entregando información en el marco de la llamada "Operación Limpieza", que apunta a disminuir los altos niveles de corrupción en las instituciones de gobierno.

Sin embargo, bastó con que un día saliera desprotegido de la casa de seguridad donde se encontraba para que la valiosa información que estaba entregando se fuera con él a la tumba y así quedaran liberados de cargos los agentes que presuntamente tenían nexos con el crimen organizado.

Pero Bayardo no es el único colaborador silenciado con plomo. De hecho, la mayoría de los testigos protegidos que han colaborado con el sistema judicial en México han sido asesinados.

Esa es una de las conclusiones a las que llegó una investigación hecha por la magistrada Lilia Mónica López, quien publicó el libro "Protección de testigos en el derecho penal mexicano".

La funcionaria del Poder Judicial le dijo a BBC Mundo que los informantes no reciben protección suficiente para salvaguardar su integridad física y que el sistema requiere una urgente modificación.

"Falta un programa real de protección de testigos. El sistema actual es incierto, no establece procedimientos claros para cada caso".

"Revisión exhaustiva"

Bayardo vivía en la misma casa de seguridad que Jesús Zambada, otro testigo protegido que -oficialmente- se suicidó el 20 de noviembre.

Luego que se produjeran estas muertes la Comisión Nacional de Derechos Humanos exigió una cuidadosa evaluación del programa en términos de sus resultados y de la forma en que los testigos son utilizados en los procesos penales.

Conociendo la avalancha de críticas que se venían por la forma en que se llevan a cabo las investigaciones, el gobierno anunció que tomaría cartas en el asunto.

La Procuraduría General de la República (fiscalía mexicana) informó a comienzos de este mes que hará una revisión exhaustiva de la figura de los testigos protegidos, los beneficios que deben tener y "las reglas que es obligatorio observar.

Sin embargo, no especificó el plazo que tendrá dicha revisión del sistema.

El Ministerio Público ha utilizado testigos protegidos en sus investigaciones desde 1996, cuando entró en vigor la Ley contra la Delincuencia Organizada.

Se desconoce el número exacto de personas que han sido asesinadas desde aquel entonces a la fecha.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.