Lugo acepta realizarse examen de ADN

Fernando Lugo
Image caption Los escándalos por paternidad habrían contribuido a la caída en los índices de popularidad del jefe de Estado.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, aceptó este martes someterse a un examen de ADN para determinar si es el padre de un niño de dos años.

La prueba genética fue solicitada por un tribunal que acogió una denuncia por paternidad presentada por Damiana Morán, una mujer de 39 años que afirma haber sostenido una relación amorosa con el ex religioso católico.

Se trata de la tercera denuncia que recibió el mandatario, quien en abril pasado reconoció ser padre de un niño de dos años, producto de una relación con Viviana Carrillo, de 26.

Tras esa revelación otra mujer, Benigna Leguizamón, de 27, también aseguró ser madre de un niño concebido cuando el líder paraguayo era obispo del departamento de San Pedro.

Según el abogado de Lugo, Marcos Fariña, el mandatario habría desistido de su exigencia original para que la extracción de la muestra se realice en la residencia presidencial, debido a "cierta impaciencia existente en la opinión pública".

La jueza del caso aún debe establecer la fecha y el lugar del trámite.

Baja en popularidad

Además de las tres demandas por paternidad que enfrentó el mandatario, a fines de noviembre Lugo se vio sumido en una nueva polémica luego de que su sobrina denunciara que tiene una hija de 22 años.

Lea: Lugo en nueva polémica de paternidad

Según encuestadores consultados por BBC Mundo, los escándalos por paternidad habrían contribuido a la fuerte caída en los índices de popularidad del jefe de Estado paraguayo.

Sondeos de First Análisis Estudios le dieron cerca de un 45% de aprobación, la mitad del 92% de apoyo que lo catapultó al poder en 2008.

Uno de los principales motivos de esa caída, según los expertos, es la desilusión que sufrió gran parte del electorado tras la serie de revelaciones que minaron la imagen "transparente" del ex prelado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.