30 años de prisión para fundador de DMG

David Murcia
Image caption Murcia será extraditado a EE.UU. en los próximos días, para ser procesado por lavado de activos.

David Murcia Guzmán, el cerebro de DMG, la más grande captadora de dinero que ha habido en Colombia en los últimos años, fue condenado este miércoles a 30 años de prisión por los delitos de lavado de activos y captación masiva e ilegal.

Sin embargo, Murcia y su cuñado, William Suárez, quien también está detenido, serán extraditados a Estados Unidos en los próximos días, para ser procesados por un juez de Nueva York por lavado de activos.

Así lo dispuso el presidente Álvaro Uribe, al dejar en firme la orden de extradición. A Murcia y Suárez se les acusa en Estados Unidos de encabezar una red que -entre octubre de 2007 y noviembre de 2008- ocultó y distribuyó en ese país utilidades logradas con la venta de narcóticos.

Murcia, quien era un camarógrafo de televisión, fundó una empresa con un capital de US$50.000, que en menos de diez años se convirtió en un gran conglomerado que extendió sus operaciones a Panamá, Ecuador y Perú, entre otros países.

El hombre no quiso admitir los cargos ante la justicia colombiana –lo cual le habría significado una rebaja de penas- y siempre alegó que tuvo un negocio legal.

Cerca de medio centenar de seguidores de Murcia lo vitorearon a su llegada a la sede del juzgado donde se le informó de su condena.

La "familia DMG"

Murcia comenzó su negocio en el departamento del Putumayo, en la frontera con Ecuador, una de las zonas de mayor producción de coca y cocaína de este país, donde operan guerrillas de izquierda y paramilitares de derecha.

Murcia construyó un imperio que él y varios de sus seguidores denominan la "familia DMG", que fue intervenido en noviembre de 2008, cuando comenzó la quiebra de entidades similares.

Esas empresas -conocidas como pirámides- ofrecían atractivos rendimientos a los depósitos del público, que se garantizaban en la medida en que llegaran nuevos aportantes.

La de David Murcia es la más grande pena de prisión impuesta hasta ahora en Colombia contra el jefe de una de las más de cien captadoras ilegales que han sido intervenidas por el gobierno.

El gobierno reportó que medio millón de personas que pusieron su dinero en esas captadoras solo recuperarán, por ahora, una séptima parte de lo invertido.

El superintendente de Sociedades, Hernando Ruiz, informó esta semana que las pirámides captaron más de 3 billones de pesos, unos US$1.500 millones, y que los activos recuperados, con los cuales se compensará a los damnificados, solo suman unos US$200 millones.

Hasta el momento, los 551.243 damnificados reconocidos por las autoridades han recibido compensaciones equivalentes a US$75 millones.

Escándalo político

Las autoridades colombianas creen que buena parte del dinero captado por Murcia salieron del país e investigan la existencia de propiedades, fondos y cuentas en Panamá, Estados Unidos y Europa.

Murcia es una de las 294 personas que están siendo procesadas por la justicia colombiana por el escándalo de las pirámides.

La cabeza de DMG no solo construyó un emporio financiero, sino que también tejió relaciones políticas en varias ciudades y regiones de Colombia, por lo cual se desató un escándalo conocido como la "DMGpolítica".

Por el caso, el gobernador del departamento de Bolívar, en el Caribe, está detenido desde hace varios meses, y las autoridades investigan al Personero de la ciudad de Bogotá, entre otros funcionarios y dirigentes políticos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.