Bogotá le muestra otra cara a Caracas

Presidente Uribe de Colombia escucha al ministro de Defensa Gabriel Silva
Image caption El gobierno de Colombia parece inclinarse más hacia la opción de defensa externa.

Algo ha cambiado en los últimos días en la forma como el gobierno de Colombia ha respondido al de Venezuela, en medio del deterioro de las relaciones que comenzó a mediados de 2009, luego de que Bogotá anunció la intención de firmar un acuerdo militar con Washington.

A raíz de ese pacto, que se firmó recientemente, el gobierno venezolano redujo las compras a Colombia, que se estima caerán en US$1.800 millones este año.

¿Hay un cambio de tono o de discurso de Bogotá hacia Caracas? Los analistas consultados por BBC Mundo no se ponen de acuerdo, pero admiten que hay un cambio y que el principal protagonista ha sido el ministro de Defensa, Gabriel Silva.

En la última semana, el funcionario anunció la intención de ampliar la capacidad de una pequeña base militar en la zona fronteriza de La Guajira, que pasará de albergar 50 militares a 800 o quizás 1.000.

Al día siguiente, el ejército colombiano puso en marcha seis batallones de aviación, dos de los cuales funcionarán en la frontera con Venezuela.

En esos batallones habrá modernos helicópteros de combate Black Hawk, de fabricación estadounidense, y de transporte, rusos.

Un día después el ministro Silva dijo que ha aparecido el riesgo "de una eventual acción externa contra Colombia".

Cuando a Silva le preguntaron si esas amenazas provenían de Venezuela, respondió: "Gastar miles de millones de dólares en equipamiento militar, que no tiene que ver con orden público interno sino para proyectar fuerzas más allá de las fronteras, es la definición técnica de 'ofensivo'".

El ex canciller colombiano Camilo Reyes le dice a BBC Mundo que él no cree que se esté dando un cambio de política hacia Venezuela, "porque ni el presidente ni el canciller están diciendo nada específicamente agresivo sobre ese país".

"Mensajito"

Sin embargo, admite que cuando el ministro de Defensa denuncia la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela, "hay un mensajito".

"Son señales para Venezuela y para otros países en el sentido de que Colombia no va a resultar un fácil adversario y que además este país piensa en los vínculos de su seguridad interna con su seguridad externa", explica Reyes.

Image caption Para el analista Alfredo Rangel el ministro de Defensa aboga por una mayor capacidad disuasiva.

En diálogo con BBC Mundo, el experto en temas de defensa Alfredo Rangel señala que "es notorio que por primera vez, en mucho tiempo, voceros del gobierno Colombia están asumiendo temas militares como un asunto de defensa externa".

"Esos temas siempre eran asumidos por los cancilleres. Ahora el ministro de Defensa está llamando la atención sobre ciertas debilidades que existen en la defensa externa y ha abierto la discusión sobre una mayor capacidad disuasiva frente a eventuales amenazas del exterior", explica Rangel, quien dirige la Fundación Seguridad y Democracia.

Por su parte, la profesora Socorro Ramírez, experta en temas internacionales de la Universidad Nacional de Colombia, le dice a BBC Mundo que "es notorio el protagonismo que ha adquirido el ministro de Defensa en las relaciones con Venezuela".

Y pese a que un alto funcionario de la Presidencia de Colombia le dijo a BBC Mundo que no hay un cambio de discurso ni tono frente a Venezuela, Ramírez sostiene que el ministro de Defensa no puede tomar la vocería de un tema internacional tan sensible, como el de Venezuela, "sin el permiso del presidente Álvaro Uribe".

Más allá de si es un asunto de tono o de contenido, es claro que algo está cambiando en el discurso de Colombia hacia Venezuela en los últimos días.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.