Twitter contra el delito en Ecuador

Conferencia de Twitter en Los Angeles. Foto de archivo
Image caption La red social está ayudando a combatir la delincuencia.

"Le robaron a mi hermana en Antepara y Gómez Rendón". "Le acaban de asaltar a un chico de unos 15 años justo frente al departamento donde estoy". "Los choros (ladrones) no descansan ni en Navidad". Estas son algunas de las entradas colocadas en los últimos días en Twitter por ciudadanos en Ecuador que han decidido usar esa red social para denunciar actos delictivos, los cuales crecen en el país de manera alarmante.

La iniciativa se produce mientras el gobierno ecuatoriano mantiene hasta el 3 de enero el estado de excepción que había decretado en octubre para el control antidelictivo en Quito, Guayaquil y Manta, y la Asamblea Nacional debate reformas legales para el combate a la delincuencia.

Los usuarios de Twitter que participan de la iniciativa incluyen en sus entradas de hasta 140 caracteres la etiqueta o hashtag #delitosEC, con la cual identifican esta temática en dicha red social e invitan a unirse a su causa a todos quienes deseen contribuir con información acerca de acciones delincuenciales de las que hayan sido víctimas o testigos.

La idea nació hace dos meses tras experiencias de robos o asaltos sufridos por "twitteros" en Ecuador, como la ocurrida el 30 de octubre pasado, cuando Fernando Astudillo, periodista ecuatoriano, escribió en Twitter: "Le acaban de robar a mi esposa en Guayaquil. Le reventaron el vidrio, la apuntaron y le quitaron el cel (teléfono celular). ¿Hasta cuándo aguantamos esto?".

Astudillo dijo a BBC Mundo que la idea de usar Twitter para alertar sobre la delincuencia surge de la necesidad de muchos ciudadanos de tener un mecanismo para aportar en la búsqueda de soluciones al problema de la inseguridad.

El paso siguiente fue crear www.delitosecuador.com, un sitio Web en el que se desarrolla un mapa de la delincuencia en Ecuador que busca mostrar las zonas más peligrosas en las diversas ciudades del país a medida que los usuarios van incluyendo los datos sobre actos delictivos.

Si bien este mapa aún está en una etapa inicial, Astudillo señala que se pretende que este sitio se consolide como una herramienta que sirva de utilidad tanto para ciudadanos como para las autoridades policiales.

Astudillo reconoce que el hecho de que apenas un 12% de la población en Ecuador tenga acceso a internet influye en el desarrollo de iniciativas como la de #delitosEC. Pero afirma que tal como ocurrió con la penetración de los teléfonos celulares, "hay que pensar que el acceso a internet cada vez será mayor en el país".

Policía aplaude la iniciativa

Consultado por BBC Mundo, el vocero de la Policía ecuatoriana, capitán Juan Zapata, calificó como "una idea espectacular" a la iniciativa ciudadana de denunciar actos delincuenciales por medio de Twitter.

"Cuando pensamos que la solución viene sólo de parte de las autoridades, estamos equivocados, pues la seguridad empieza con uno mismo. La fuente de primera mano es la ciudadanía, así que me parece espectacular esa iniciativa", dijo Zapata.

El vocero policial dijo que su institución busca conectarse con redes de información ciudadana en torno a temas como la delincuencia, y se mostró favorable a que la Policía ecuatoriana inicie su presencia en redes sociales como sucede con otras policías de la región, como la colombiana que mantiene su presencia en Internet por medio de una cuenta de Facebook con más de 10.000 visitantes.

Experiencias en América Latina

Experiencias de uso de Internet y de redes sociales por parte de ciudadanos para alertar sobre acciones relacionadas con la delincuencia han sido desarrolladas en diversos países latinoamericanos

En Venezuela, un grupo de jóvenes creó hace seis meses el sitio Web QuieroPaz.org, donde se presenta un mapa de la delincuencia y se insta a los ciudadanos a convertirse en un Agente de Paz.

Un mapa similar ha sido desarrollado en México por la organización Iluminemos México, al igual que en Buenos Aires, Argentina, donde un "mapa de la inseguridad" es administrado por la Fundación Unidos del Sud. Ambos mapas son nutridos por información ciudadana y aclaran que los datos suministrados no sustituyen a la denuncia que los afectados deben efectuar ante las autoridades.

En Brasil, el ingeniero en sistemas Vasco Furtado desarrolló Wikicrimes.org, mientras que en Bogotá, Colombia, el blogger Rafael Bayona y otros ciudadanos crearon, por medio de Google Maps, un mapa de la inseguridad que permite a los usuarios reportar actos delictivos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.