¿Mediación de la Iglesia en Colombia?

Cardenal Darío Castrillón (foto de archivo)
Image caption La propuesta de Castrillón se produjo poco después del secuestro y asesinato del gobernador del Caquetá.

¿Llegó la hora de que la Iglesia Católica medie en el prolongado conflicto armado de Colombia? ¿Podría ser efectiva esa intervención con dos guerrillas marxistas?

Esas preguntas surgieron después de que el más antiguo cardenal de este país, Darío Castrillón, propuso desde Italia una reunión con los rebeldes para hablar de secuestro y de paz.

La oferta del prelado católico, de 80 años, aún no ha sido respondida por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ni por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Todo esfuerzo por la paz es bienvenido", le dijo a BBC Mundo Iván Cepeda, del movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, que está participando en la recepción de algunos de los rehenes que están en manos de las FARC.

Los buenos oficios ofrecidos por Castrillón ya habían sido consultados con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

Oportunidad

Pero el principal problema de la propuesta de Castrillón es el momento en que se produjo: poco después del secuestro y asesinato del gobernador del Caquetá, atribuidos por el gobierno a las FARC.

Asimismo, otros jerarcas de la Iglesia colombiana, como el cardenal Pedro Pubiano Sáenz, han atacado duramente a las FARC en anteriores oportunidades.

Por esa razón, el ex ministro Camilo González, director del Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) es escéptico.

En declaraciones a BBC Mundo, González llamó la atención sobre el hecho de que "la oferta de la Iglesia está atravesada por el clima de polarización que se está viviendo después del secuestro y muerte del gobernador del Caquetá".

"La coyuntura electoral tampoco ayuda", añadió González, quien recordó que en mayo próximo se realizarán elecciones parlamentarias y presidenciales en Colombia.

Otro conocedor del tema también es escéptico. El sacerdote jesuita Jorge Julio Mejía, director del Programa por la Paz, le dijo a BBC Mundo que él no cree que sea posible un encuentro con la guerrilla en las actuales circunstancias.

"Yo no creo que, por ahora, vaya a haber el contacto que propuso (Castrillón)", sostuvo Mejía.

El sacerdote agregó que "por un lado, la guerrilla ha sido reticente a un diálogo y ahora el presidente vuelve y la insulta, con el anuncio de que buscará el rescate militar de los secuestrados".

Cuando BBC Mundo le preguntó si es probable que las FARC, que han sido críticas con la Iglesia Católica, acepten la oferta de Castrillón, Mejía respondió que ya ha habido avances.

Y recordó que las FARC finalmente aceptaron que el secretario de la Conferencia Episcopal colombiana integre la delegación que recibirá, junto al Comité Internacional de la Cruz Roja y la senadora opositora Piedad Córdoba, a dos militares que tiene en su poder.

Doce años como rehén

Entre esos dos militares está el cabo Pablo Emilio Moncayo, uno de los dos cautivos que más tiempo han estado en manos de las FARC: el 21 de diciembre cumplió 12 años como rehén.

"La actitud de las FARC frente a la Iglesia no es tan cerrada", apuntó Mejía.

Y un profesor de la Universidad Pontificia Javeriana, que pidió mantener su nombre en reserva, afirmó que no entiende el sentido de la oferta de Castrillón, que lleva años viviendo en Roma y ya renunció a su cargo en la comisión Eclesia Dei.

"¿A quién representa un cardenal emérito como Castrillón? Es la persona menos indicada para buscar interlocución con una guerrilla tan radicalizada como la de Colombia", se preguntó y se respondió el académico en diálogo con BBC Mundo.

Los analistas coinciden en que la oferta de Castrillón llegó en un momento de gran polarización, lo que al parecer la hace inviable al menos en el corto plazo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.