Siguen repercusiones por caso Cubas

En Paraguay continúan las repercusiones tras la inesperada detención de un hombre acusado de ser uno de los responsables por el secuestro y el asesinato de Cecilia Cubas, la hija del ex presidente paraguayo, Raúl Cubas, quien fue hallada sin vida tras ser raptada en 2004.

Image caption Carlos Ramón Espínola negó haber tomado parte en el secuestro de Ceciia Cubas.

Carlos Ramón Espínola, de 27 años, sobre quien pesaba una orden de captura por su supuesta participación en ese crimen, se entregó a las autoridades el lunes.

Este martes el detenido dio una declaración a la prensa en la que negó haber tomado parte en ese secuestro.

Espínola también rechazó haber tenido participación en otro rapto resonante: el del ganadero Fidel Zavala, quien fue tomado como rehén hace 75 días, en un crimen que ha conmocionado a la sociedad paraguaya.

Según las autoridades la agrupación de izquierda que organizó el secuestro de Cecilia Cubas, Patria Libre, se habría reorganizado como el grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que se atribuyó el secuestro de Zavala.

A pesar de que Espínola negó formar parte del EPP este martes el ministro del Interior de Paraguay, Rafael Filizzola, aseguró que el detenido es una “pieza clave” en la resolución del rapto de Zavala.

Lea: Más sospechosos en el caso Cubas

El periodista Bernardo Agusti del diario Última Hora dijo a BBC Mundo que se especula con que Espínola se habría entregado a las autoridades para negociar con ellos una recompensa por información sobre el secuestro de Zavala.

Hace pocos días el Congreso de Paraguay aprobó un proyecto de ley que autoriza el pago de dinero a informantes que puedan ayudar a esclarecer casos de rapto.

Un caso resonante

Según Agusti la aparición de Espínola causó gran sorpresa en el país debido a que era buscado incluso desde antes del asesinato de Cecilia Cubas, ya que en 2001 se le acusó de otro secuestro.

La principal prueba que pesa contra Espínola es un video hallado durante un allanamiento, que muestra un simulacro de un secuestro con características muy similares al rapto de Cubas.

Además de Espínola, otras seis personas fueron extraditadas desde Argentina a finales de 2008 por su presunta participación en ese crimen.

En 2006 doce integrantes de Patria Libre fueron condenados a penas de entre 3 y 35 años de prisión, por su responsabilidad en el secuestro y la muerte de la joven.

El asesinato de Cubas, que tenía 31 años cuando fue raptada, es uno de los crímenes más recordados en Paraguay.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.