EE.UU. envía militares a Haití

Robert Gates, secretario de Defensa de EE.UU.; Barack Obama, presidente de EE.UU., y Hillary Clinton, secretaria de Estado
Image caption Portavoces oficiales negaron que EE.UU. esté "tomando el control" de Haití.

El gobierno de Estados Unidos dispuso el envío a Haití de 3.500 soldados y 2.200 marines, "en uno de los mayores esfuerzos de asistencia humanitaria", según lo definió el presidente Barack Obama.

El mandatario anunció también una ayuda inicial de US$100 millones para el país caribeño que el pasado martes fue sacudido por un terremoto de 7 grados en la escala de Richter.

Obama expresó que ya hay equipos de rescate estadounidenses trabajando en la zona de desastre a los que se sumarán los nuevos contingentes.

"Al pueblo de Haití le decimos con claridad y convicción: no será abandonado ni será olvidado", afirmó el mandatario de EE.UU.

Los ojos sobre el gobierno

A su turno, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, aseguró que el gobierno haitiano "no puede funcionar", ya que varios miembros del gabinete figuran como desaparecidos.

"Afortunadamente, el presidente está vivo, pero sin gran parte de su gobierno para dirigir" al país, añadió.

Esos anuncios generaron suspicacias, por lo que el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, y su par del Departamento de Estado, Philip Crowley, negaron que EE.UU. esté "tomando el control" del país del Caribe.

Las autoridades haitianas, en tanto, rechazaron este jueves el ingreso de aviones estadounidenses, alegando que ya no tienen pistas disponibles.

A dos días del sismo, es dramática la situación en la capital de Haití donde se necesitan alimentos, agua potable y medicamentos, así como también topadoras y equipos de elevación, informó Matthew Price, uno de los enviados de las BBC a Puerto Príncipe.