Correa le ganó a Chávez con las cadenas

Ecuador se ha convertido en el país de América Latina con el mayor número de cadenas nacionales de radio y televisión, en su mayoría dispuestas por el gobierno del presidente Rafael Correa, quien además ha desplegado una estructura propagandística que incluye enlaces sabatinos, extensa publicidad oficial y una amplia red de medios de comunicación oficialistas.

Image caption Ecuador tiene el mayor número de cadenas nacionales en América Latina.

Según la Fundación Ethos, el año pasado -hasta el 30 de diciembre-, se registraron 233 cadenas nacionales. Esta cifra es superior a la contabilizada en Venezuela, donde, a decir de la entidad, en los últimos 10 años el gobierno del presidente Chávez ha utilizado un promedio anual de alrededor de 195 cadenas.

El director de la Fundación, Mauricio Rodas, dijo a BBC Mundo que ningún país en la región se acerca a los niveles de uso de cadenas nacionales registrados en Ecuador y Venezuela, al afirmar que en México el presidente Felipe Calderón ha efectuado un promedio de seis cadenas al año, y que en Argentina, la presidenta Cristina Fernández tuvo 11 cadenas en 2009.

“Lo sorprendente es que Ecuador ya supere a Chávez, quien había escandalizado al mundo con su abuso de las cadenas nacionales”, manifestó Rodas.

El gobierno de Rafael Correa además ha realizado, desde enero de 2007, 155 enlaces presidenciales, de hasta tres horas de duración, los cuales son reproducidos por dos canales de televisión nacionales oficiales, la radio pública y 120 emisoras comunitarias.

Por otro lado, el gobierno ecuatoriano se constituyó en 2009 en el mayor anunciante en medios de comunicación, superando a empresas privadas con un gasto en publicidad oficial, de acuerdo con datos de la empresa Infomedia, publicados por diario El Comercio, de cerca de US$40 millones, sin incluir descuentos otorgados durante la contratación publicitaria.

Junto con ello, la estructura comunicacional del régimen se ha sustentado en una red de medios de comunicación oficialistas que incluye a un canal y una radio estatales, un periódico digital, una recién creada agencia de noticias, y diez medios que fueron incautados a los banqueros Isaías, prófugos en Estados Unidos, entre los que se hallan el periódico El Telégrafo y los canales GamaTV, TC Televisión y Cable Noticias.

Lea: Medios y gobiernos en pie de guerra

Regulación de cadenas y publicidad

Image caption El gobierno y los medios de comunicación se han mantenido en pugna durante la gestión de Correa.

El director de la Fundación Ethos señaló que el abuso de las cadenas nacionales y de la publicidad oficial aleja a un mandatario del modelo de gobierno responsable, puesto que implica el uso de recursos del Estado para fines partidistas o de promoción personal.

“El gobierno tiene que informar a sus mandantes de las actividades que realiza, pero para ello no son necesarias 233 cadenas nacionales, ni la abrumadora publicidad estatal del gobierno de Correa, pues ello rebasa el ámbito estrictamente informativo”, dijo Mauricio Rodas.

Por otro lado, el analista de políticas públicas afirmó que un gasto excesivo en la exposición mediática del gobierno resta recursos para la satisfacción de necesidades prioritarias del país en materia de educación, salud, electricidad, entre otras áreas.

De allí que a fines de este mes Rodas presentará a la Asamblea Nacional una propuesta de regulación de las cadenas nacionales y la publicidad oficial en Ecuador para que sea incorporada en la Ley de Comunicación que se debate en el órgano legislativo.

Dicha iniciativa planteará que se transparenten los costos de la exposición mediática del gobierno, se establezcan límites de tiempo a las cadenas nacionales, y se dispongan contenidos estrictamente informativos para dichas cadenas.

Lea: Ecuador: canal de televisión suspendido

Como salir al ring

El secretario de Comunicación del gobierno ecuatoriano, Fernando Alvarado, dijo a BBC Mundo que las autoridades se han visto obligado a emitir gran cantidad de cadenas nacionales para aclarar “errores cometidos por la prensa nacional”.

Alvarado reconoció que podría ser una buena medida comunicacional el bajar el nivel de exposición mediática que ha tenido el presidente Correa, y afirmó que el uso excesivo de cadenas nacionales y publicidad oficial “no es una estrategia de comunicación orquestada para tener más votos, porque eso es antitécnico”.

“No es una buena estrategia, pero qué más se puede hacer ante tanta desinformación y tanta mentira, cuando los grupos de poder están íntimamente relacionados con los medios. Es como que cada día uno sale al ring, entonces uno tiene que ver cómo se defiende de tantos golpes”, concluyó el funcionario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.