Voces desde el lugar de la tragedia

La falta de gas provoca largas filas en Puerto Príncipe
Image caption Sobrevivientes en un país destruido.

La BBC presenta algunas de las voces de personas que describen cómo vivieron el sismo que devastó Puerto Príncipe, Haití.

Son las historias de los que sobrevivieron, de quien estuvo bajo los escombros, de quien lidia con heridos en un hospital sin recursos, del que ha viajado a Haití a buscar familiares.

Son los testimonios desde el centro de la tragedia.

"Es tiempo de generosidad"

Louinel Staibord llegó a Puerto Príncipe desde Florida para buscar a su familia. Tuvo suerte: encontró a todos los miembros de su familia vivos y con salud.

"Este no es el momento de acusar a nadie. Esto fue un desastre natural, sólo Dios sabe por qué ocurrió.

"Creo que éste es el momento en el que todos debemos ayudarnos mutuamente, es tiempo de generosidad, debemos simpatizar unos con otros".

Olor a muerte

Paul Bertoni viajó de República Dominicana a Haití a buscar amigos y familiares.

"El aire (en Puerto Príncipe) empieza a oler a cuerpos en descomposición. La gente se tapa la cara al caminar por las calles

"La población se ve extraordinariamente tranquila y callada. Aún aturdidos por la magnitud del golpe.

"Mucha gente va y viene por la calle. Imagino que están buscando recursos, buscando a sus familares".

Sin doctores

Muchos de doctores en Haití perecieron en el sismo y muchos de los sobrevivientes están buscando a aus familiares.

"Normalmente tenemos 150 doctores en el hospital. Ahora no tengo ni 20 doctores".

Habla Guy Laroche, gerente de un hospital haitiano.

Rescatada

Frank Thorp, ciudadano estadounidense en Haití condujo unos 161 km a Puerto Príncipe inmediatamente después del sismo para rescatar a su esposa, Jillian, de 23 años.

"Cuando llegué mi esposa Jillian estaba aún atrapada bajo los escombros de nuestra casa", dijo Thorp a la cadena CBS.

"La casa entera, de tres pisos, había colapsado... Tuvimos que quitar ladrillo tras ladrillo, y puertas y metal por al menos una hora hasta que pudimos sacarla a ella y a una de sus colegas".

Niños deshidratados

Susan Westwood es una enfermera que trabaja en un orfanato en las afueras de Puerto Príncipe. Estaba al cuidado de los niños cuando ocurrió el sismo. Su edificio se mantuvo en pie.

"Después de un tiempo pudimos sacar a los bebés a la calle y pasamos toda la noche afuera. Algunos niños estaban deshidratados y no podíamos sacar suministros del edificio".

Haití: víctimas en primera persona