Cuba: mueren pacientes psiquiátricos

El gobierno cubano confirmó este viernes la muerte de pacientes en el hospital psiquiátrico de La Habana, conocido popularmente como Mazorra. Según el informe oficial, los decesos se produjeron como consecuencia de la ola de frío que afectó esta semana al país.

Image caption El gobierno confirmó la muerte de 26 pacientes en el psiquiátrico de La Habana (Foto: Raquel Pérez).

El comunicado del Ministerio de Salud Pública afirma que "se produjo durante la última semana un incremento de la mortalidad de los pacientes ingresados y se reportan 26 fallecidos". Sin embargo, este viernes se hablaba en la calle de más de 30 muertos.

Las autoridades explican que entre las causas que provocaron los decesos existe negligencia, por "la no adopción oportuna de medidas" con los pacientes, sobre todo con aquellos que sufrían graves problemas respiratorios o cardiovasculares.

En Cuba el hecho es sumamente grave: el ministro de Salud, José Ramón Balaguer, se presentó esta semana en el hospital, constituyó una comisión para investigar los hechos y se aseguró a la población que los responsables serán llevados ante los tribunales.

Denuncias de los vecinos

Las bajas temperaturas mantuvieron esta semana temblando a toda Cuba, sin embargo, no se produjeron valores que puedan provocar la muerte de personas, salvo que éstas estuvieran enfermas y además no fueran debidamente protegidas.

Vecinos del hospital le confirmaron a BBC Mundo que la mayoría de los muertos eran pacientes ancianos que sufrían de otras dolencias, particularmente respiratorias, pero agregaron que las condiciones del hospital son "deprimentes".

"Faltan los cristales en las ventanas, no hay colchas y la alimentación es pésima", nos cuentan anónimamente, y aseguran que muchos de los trabajadores del hospital que viven en la zona "crían puercos con la comida que le roban a los enfermos".

"Ahora trajeron una brigada de reparación y un camión de colchas pero ya es tarde", agrega otra mujer que nos relata cómo es posible "encontrar pacientes a medio vestir en el Cupet (estación de gasolina) de enfrente pidiendo limosnas".

Escasez material

La Salud Pública es uno de los sectores más golpeados por la crisis económica. Aunque muchos hospitales fueron reparados y el país cuenta con equipamientos médicos de primera línea, las carencias materiales en los hospitales continúan siendo un problema grave.

Image caption La limpieza en los hospitales es precaria, como muestra este pasillo inundado (Foto: Raquel Pérez).

Los enfermos cuando van a ser ingresados saben que deben llevar toallas, jabón, un cubo para bañarse, ventilador, pijama, almohada e incluso las sábanas para la cama que le asignen.

Esta realidad es la que BBC Mundo pudo observar en por lo menos cuatro hospitales de la capital, donde escasea la limpieza, los baños están sucios y en ocasiones hay pérdidas en las tuberías.

Médicos cubanos nos explican que existen muchas dificultades para mantener el personal de limpieza por los bajos salarios y agregan que los que aceptan trabajar en la cocina "lo hacen para llevarse parte de la comida a sus casas".

Las "banderas" de la Revolución

Junto a la Educación, la Salud Pública es uno de los grandes logros de la Revolución Cubana. Sin embargo, diversos factores económicos están afectándolos. Ambos sufren, por ejemplo, una grave escasez de profesionales que limita sus programas.

Por una parte, miles de maestros dejan el sector en busca de mejores salarios, mientras 30.000 médicos son enviados a trabajar en el extranjero. Esta labor representa el mayor ingreso económico del país, por encima del turismo, las remesas o el níquel.

El programa más afectado por la escasez de galenos es el del "Médico de la Familia". Se trataba de casas-consultorios, que fueron construidos en los barrios para atender a unos 300 vecinos. Esos médicos desarrollaban la medicina comunitaria y preventiva.

A pesar de estas dificultades, todos los niños sin excepción están escolarizados hasta 9º grado y la cobertura sanitaria es universal. Ambas son además totalmente gratuitas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.