Lugo a la caza de la guerrilla

Fernando Lugo, presidente de Paraguay
Image caption El presidente Lugo aseguró que su gobierno no descansará hasta devolver la seguridad a la ciudadanía.

Este lunes, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, reafirmó la disposición de su gobierno de capturar a los miembros de un grupo guerrillero autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

En la noche del domingo, los guerrilleros liberaron al ganadero Fidel Zavala, a quien tuvieron secuestrado durante 94 días.

"Este tipo de pesadilla tiene que terminar, este tipo de violencia, este tipo de grupos criminales tienen que estar en el lugar que les corresponde y este gobierno está coordinando las acciones que se harán con la Policía y los militares", dijo Lugo tras visitar a la familia del ganadero.

Zavala había sido secuestrado el 15 de octubre de 2009 en el departamento de Concepción, a 450 kilómetros al norte de Asunción y según los medios periodísticos, sus captores exigían US$5 millones por su liberación.

El hecho despertó gran preocupación tanto en el gobierno como en la oposición política y en los medios masivos de comunicación que vieron en el secuestro "una amenaza a la seguridad de toda la nación".

La liberación de Zavala

El ganadero fue liberado la tarde del domingo y tuvo que caminar unos 15 kilómetros, además de pasar a nado un arroyo para llegar a su propiedad, donde se puso en contacto con su familia, según relataron a la prensa algunos amigos.

No se informó si se concretó el pago de US$5 millones pero el grupo armado obligó a la familia Zavala a donar a un barrio pobre de Asunción y dos comunidades indígenas de Concepción — como "cortesía del EPP"— carne de 10 cabezas de bovino cada una.

Ese hecho fue calificado por las autoridades y por distintos referentes políticos como "una burla" y "una humillación" para la familia y para la población.

"El gobierno no va a descansar hasta devolver a la ciudadanía la seguridad y la genuina, la auténtica paz que el país se merece", afirmó Lugo y aseguró que el contingente de policías y militares que viajó especialmente al norte del país, "no se va para una acción coyuntural; se va para quedarse".

La Policía atribuye al grupo guerrillero hasta ahora tres secuestros extorsivos anteriores a éste: en 2001 a María Edith de Debernardi, esposa de un poderoso empresario; en 2004 a Cecilia Cubas, una hija del ex presidente Raúl Cubas Grau y en 2008 al ganadero Luis Lindstron.

Lea también: Siguen repercusiones por caso Cubas

Asesoría del gobierno colombiano

Image caption El ganadero fue liberado la tarde del domingo. No se informó si se concretó el pago de US$5 millones.

El viceministro de Seguridad Interna, Carmelo Caballero, informó este lunes que continuará la asesoría internacional de ocho especialistas colombianos que llegaron a Paraguay poco después de producido el secuestro para asesorar en materia de seguridad.

Por su parte, el embajador de Colombia en Paraguay, Mauricio González López, quien se entrevistó hoy con el presidente Lugo, confirmó la versión y dijo que su gobierno seguirá cooperando en la capacitación y formación del personal de seguridad en la lucha contra el secuestro.

"Podemos transmitir experiencias muy exitosas, en el trabajo conjunto de sociedad y autoridades para erradicar el secuestro, labores preventivas, capacitación, profesionalización de las fuerzas, fortalecimiento institucional. Todo eso lo podemos brindar", dijo el diplomático en conferencia de prensa.

La semana pasada, el gobierno paraguayo compró al gobierno colombiano un cargamento de 450 fusiles de asalto de origen israelí y más de 200.000 municiones para hacer frente al EPP.

EPP en conexión con las FARC

Desde un inicio, el Ministerio Público de Paraguay vinculó al EPP con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dos de cuyos miembros están imputados y con orden de captura por parte de la justicia paraguaya, por el secuestro y posterior asesinato de Cecilia Cubas.

La fiscalía paraguaya solicitó la captura de Orley Jurado Palomino y de Rodrigo Granda Escobar, conocido como el canciller de las FARC. Ambos fueron implicados como "asesores" en el secuestro y homicidio de la hija del ex presidente paraguayo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.