El béisbol tomado por la política

Protesta
Image caption La frase, tomada de la jerga del béisbol, se convirtió en otro lema de la oposición.

Es la frase de moda entre partidiarios de la oposición. Un grupo de estudiantes la puso en boca de todos una noche, cuando sorpresivamente desplegó la pancarta, ahí donde todos podían verla: durante la transmisión de un juego crucial del deporte nacional, el béisbol. "Chávez `tas ponchao", decía, al parecer para no abandonar el campo de juego el resto de la temporada.

Los últimos días, las tribunas de los estadios de béisbol, donde se juega ya la final del campeonato 2009-2010 han sido, quizás, uno de los escenarios más sonoros de la protesta de oposición, que entre jugada y jugada corea la mencionada consigna.

Lea: Venezuela retira señal de RCTVI

En el partido del pasado domingo, los fanáticos gritaron también "RCTV", en apoyo al canal de televisión que tiene suspendidas sus transmisiones por cable, RCTV Internacional.

Otros ondearon banderas y vistieron camisetas. La intensidad de la protesta llegó a tal punto, que incluso trascendió el ámbito meramente deportivo y arropó los titulares de prensa del día siguiente, originalmente destinados a dar cuenta del resultado del encuentro.

La Liga de Béisbol Profesional emitió un comunicado, en el que "considera oportuno recordarle a toda la afición de nuestra pelota, la necesidad de mantener el espíritu deportivo dentro de los estadios".

La liga exhortó a evitar "conductas provocadoras o ruidosas" y señaló que "el derecho a expresarse puede hacerse sin necesidad de alterar la esencia misma de nuestro espectáculo deportivo, evitando siempre las perturbaciones o incomodidades al resto de los asistentes".

Oídos sordos

"Estar ponchado" es un término del deporte, que se refiere al bateador que falla en las tres oportunidades que se le otorgan para pegarle a la pelota, es decir, se le cuentan tres "strikes" y sale del juego.

Lea: El bolívar fuerte cae a la lona

En este caso los estudiantes le atribuían al presidente venezolano un strike por la delincuencia, otro por la devaluación del bolívar y un tercero por las fallas en el suministro de electricidad.

Aquella primera pancarta, que los jóvenes desplegaron hace unas dos semanas, podría no haber pasado de ser una anécdota si las autoridades no hubieran tomado cartas en el asunto. En el Estadio Universitario de la ciudad de Caracas, efectivos militares y policiales le retiraron a los golpes la pancarta a los jóvenes, tal como quedó registrado en videos que después fueron difundidos.

Como consecuencia, portavoces de oposición hicieron suya la denuncia y la frase se convirtió en protagonista de la marcha del pasado 23 de enero, en recuerdo de la caída del régimen de facto de Marcos Pérez Jiménez.

Y el lunes, aunque no hubo banderas de RCTV , los partidarios de los equipos que se disputan el campeonato –de alta sintonía, pues se trata de los llamados "eternos rivales", Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes– volvieron a corear, entre jugada y jugada, las mencionadas consignas.

Lea: Nadando en petróleo pero sin luz

Esto para desmayo de otros fanáticos, que se quejaban de viva voz y por internet de la invasión del béisbol por parte de la política. También de los comentaristas de la televisión, que recordaban que el "juego es de todos". Por no mencionar a la Liga, cuya exhortación a "mantener el espíritu deportivo" parecía haber caído en saco roto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.