Lula dado de alta en Brasil

Luiz Inácio Lula da Silva
Image caption Lula irá a su residencia privada en Sao Bernardo do Campo donde reposará hasta el domingo.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, salió del hospital donde fue internado en la madrugada del jueves en la ciudad de Recife cuando sostuvo una crisis de hipertensión antes de un viaje a Davos (Suiza), donde iba a participar del Foro Económico Mundial y recibir un premio de estadista global.

Lula sufrió el malestar poco después de la medianoche (hora local), cuando se encontraba ya a bordo del avión que lo llevaría a Davos. Por orden médica, se le prohibió viajar y fue internado de madrugada en el Hospital Portugués de la ciudad de Recife, en el norte brasileño.

Los medios locales mostraron imágenes del mandatario luciendo cansado pero saludando con la mano al salir del hospital acompañado de la jefe de Gabinete Dilma Rousseff y el ministro de Relaciones Exteriores Alexandre Padilha, quienes pasarán la noche con el presidente.

De la base aérea de Recife salió en camino a su apartamento privado en Sao Bernardo do Campo, donde estará en reposo hasta el domingo con su familia.

El médico del presidente, Cleber Ferreira, informó que la presión arterial de Lula llegó a 18/12. El mandatario fue sometido a electrocardiograma, radiografía de tórax y análisis de sangre. Según Ferreira, la presión arterial ya era normal a las 3 de la mañana (hora local).

De acuerdo con la oficina de prensa de la presidencia brasileña, Lula ya estaba "cansado e indispuesto" mientras cumplía con los compromisos de su agenda en Recife, que incluían la inauguración de una clínica y una cena con el gobernador de Pernambuco, Eduardo Campos.

El ministro de Comunicación, Franklin Martins, informó que Lula será representado en Davos por el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.