Venezuela, política 2.0

Mensaje de texto via celular
Image caption Twitter y Blackberry messenger son las plataformas preferidas para congregar a marchas estudiantiles.

Como ya parece ser costumbre, el punto de concentración de la marcha estudiantil de oposición de este jueves no está anunciado públicamente.

Los medios dicen que es en una plaza del este de Caracas, pero al mediodía, un dirigente solitario le habla en esa misma plaza a las tres cámaras de los canales que "cayeron por inocentes": "una vez más 'ponchamos' (sorprendimos, le ganamos) al gobierno: cambiamos la movida porque no vamos a caer en la violencia", espeta.

En efecto, el mensaje ya había corrido como reguero de pólvora a través de mensajes instantáneos por teléfonos móviles de toda forma y tamaño, disponibles ampliamente entre la población estudiantil. Twitter y Blackberry messenger son las plataformas preferidas. Para los más "tradicionales", también circulan correos electrónicos, emanados de las distintas facultades universitarias.

"Lo llamamos 'política 2.0'. Es usar todos los medios alternativos para evitar la represión, desde los blackberry hasta las asambleas estudiantiles. Nos permite mantener el factor sorpresa", le explica a BBC Mundo Miguel Pizarro, dirigente estudiantil de la UCV en el nuevo punto de encuentro, esta vez un centro comercial del Este.

Pero, en estos tiempos de crispación política, la llamada "red de redes" ha servido también para diseminar todo tipo de mensaje y rumores, lo que la convierte, según el gobierno, en otro frente de batalla.

"Ellos (la oposición) atacan mucho por ahí. Y por ahí también hay que contraatacar ¿verdad? Por todas estas páginas de Internet, hay que contraatacar", dijo recientemente el presidente venezolano Hugo Chávez.

Los estudiantes se organizan

Lo primero que quizás haya que decir es que, de entre los medios alternativos disponibles, el teléfono tiene un papel fundamental. "Hay estudios que señalan que la penetración de los dispositivos móviles en Venezuela es en todos los estratos", le explica a BBC Mundo el investigador de la Universidad Católica Andrés Bello Néstor Luis Luengo.

Según números oficiales de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, para septiembre de 2009 había ligeramente más líneas de teléfono móvil que habitantes (100,13%). De acuerdo con algunas fuentes ligadas al sector de la telefonía celular, en Venezuela hay más unidades de blackberry que en toda España. Mientras, la penetración de internet (según la página Internet World Stats) alcanzaba el 28% para 2009.

En esta misma línea, Luengo agrega que tener un celular de última generación es una de las "aspiraciones modernas" de la sociedad venezolana, sin importar el poder adquisitivo.

Según señala el especialista, por razones sociodemográficas los estudiantes incorporan estas tecnologías de forma natural. "Es un mecanismo con el que están familiarizados y es algo que usan. Es un medio que da mucha flexibilidad como herramienta de acción política, para decisiones y acciones rápidas", agrega.

O en la traducción que le dio a BBC Mundo una marchista, acostumbrada a hablar sin despegar los ojos de la pequeña pantalla y los pulgares del miniteclado: "tú tienes tus contactos de Messenger…Te dicen 'vamos para la plaza Miranda' o 'todos para la plaza Brión'. Por el twitter también te vas ubicando".

Esta estrategia probó ser efectiva esta misma semana, cuando los estudiantes aparecieron sin previo aviso frente a la sede del canal estatal Venezolana de Televisión, sin que sus partes simpatizantes del oficialismo tuvieran tiempo de organizarse para hacerles frente.

Sin embargo, para el profesor Luengo su alcance todavía es limitado: "es indudable que la televisión todavía tiene una mayor cobertura", dice.

Los oficialistas "contraatacan"

Image caption Según los especialistas, un teléfono inteligente da flexibilidad como herramienta de acción política.

Quizás en atención a esto último, la televisión ha sido hasta ahora el medio favorito del oficialismo. Pero esa realidad parece estar cambiando también.

Esta semana el presentador del conocido programa de televisión oficialista "La Hojilla", Mario Silva, lanzó su espacio en la red social twitter, para contrarrestar el efecto de los simpatizantes de oposición, a los que el oficialismo llama – entre otros – "escuálidos".

"Desahóguense, pataleen, lloren, insulten. Pero La Hojilla llegó a twitéarselos a todos", anunció Silva.

Observadores apuntan que el objetivo es ganar terreno en una plataforma ampliamente utilizada por portavoces de oposición. El ciberespacio, pues, es cada vez más escenario de un debate y una batalla para la que en Venezuela parece haber poca cabida para puntos medios.

Así, mientras La Hojilla llama "a todos los revolucionarios a invadir este espacio", Alberto Ravell (director del canal de noticias de línea crítica Globovisión) pide "no permitir que los chavistas conviertan a Twitter en una red de desinformación".

A todo lo cual, y más, la red está abierta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.