Última actualización: viernes, 29 de enero de 2010 - 01:22 GMT

Perú: decenas de miles sin hogar

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Más de 80.000 personas damnificadas y la pérdida de 14.000 hectáreas de tierra de cultivo, forman parte del saldo de destrucción en el departamento de Cusco, según dio a conocer este jueves el presidente regional, Hugo Gonzales.

Después de una semana de las peores y más intensas lluvias en 15 años, Gonzales añadió que unas 5.000 viviendas han quedado inhabitables. Y calculó las pérdidas acumuladas en unos US$180 millones.

clic Lea: Lluvias dejan muerte y destrucción

La autoridad cusqueña aseguró que se necesitan unas 60 toneladas de alimentos y que ya se han enviado equipos de ayuda a distintas regiones de este departamento, en el sureste de Perú.

En la nación andina se vive una creciente preocupación por la extensión del daño a otras partes del sur del país.

  • Las peores y más intensas lluvias en 15 años
  • Unas 5.000 viviendas han quedado inhabitables
  • Pérdidas acumuladas por unos US$180 millones
  • Se necesitan unas 60 toneladas de alimentos

Aislamiento al sur

El presidente regional del vecino Ayacucho, Ernesto Molina, señaló que es necesario declarar en emergencia la provincia de Huanta, seriamente afectada por la violencia del desborde del río Huantacacha.

Estas inundaciones afectaron a más de 100 viviendas y por ahora se desconoce el daño ocasionado a los campos de cultivo, principal actividad de los pobladores de la zona, pero se estima que la cifra será alta.

clic Turistas entre las víctimas

En Huancavelica, que junto con Ayacucho es uno de los departamentos más pobres, las autoridades expresaron su preocupación por el daño de los deslizamientos, desbordes y lluvias sobre sus poblados.

Distintos reportes señalan que hay varias poblaciones del sur andino que se encuentran aisladas y necesitan ayuda y alimentos.

En el departamento de Apurímac, ubicado entre Cusco y Ayacucho, existen muchas poblaciones afectadas por las lluvias torrenciales y las granizadas.

En un poblado del departamento de Puno, del otro lado de Cusco y sobre el Altiplano, las autoridades del distrito de Nuñoa, alertaron del desborde de los ríos Nuñoa y Corahuina, que ocasionó la muerte de dos personas y la pérdida de 3.000 crías de alpacas, actividad principal del lugar, y de 2.000 cabezas de ganado vacuno.

100 kilómetros de la carretera que une ese distrito con varias comunidades campesinas han quedado intransitables.

Vista aérea en Cusco, Perú

Se vive una creciente preocupación por la extensión del daño a otras partes del sur del país.

Cultura en riesgo

De otro lado, las autoridades de cultura del país también se encuentran en alerta.

Cusco, la antigua capital imperial no sólo es el principal destino turístico del país, sino también Patrimonio de la Humanidad y Capital Arqueológica de América y se teme que varias de sus estructuras, incas y coloniales, estén en peligro de desaparecer.

Para ello, la oficina del Instituto Nacional de Cultura en Lima (INC) aprobó una partida de emergencia de US$1,5 millones para iniciar trabajos de recuperación arqueológica y de monumentos históricos.

Hace sólo unos días, al empezar los días de lluvia, varios de los enormes bloques de piedra que formaban una de las paredes de la fortaleza inca de Sacsayhuamán, colapsaron ante la persistencia del fenómeno.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.