Ligera mejoría de Salvador Cabañas

Aficionados rezando por Cabañas
Image caption Los aficionados han rezado por Cabañas desde el lunes, día de su ingreso al hospital.

Cada tarde hace una semana, cientos de personas se reúnen en el Estadio Azteca de Ciudad de México para orar por la recuperación del futbolista Salvador Cabañas, quien convalece de una herida de bala en la cabeza.

En su mayoría son aficionados del Club América, donde juega el deportista paraguayo. Pero también hay fanáticos de otros equipos.

Las oraciones parecen dar resultado. Este viernes Cabañas tuvo una ligera mejoría. Los médicos informaron que la inflamación en el cerebro empezó a ceder, aunque su estado de salud es todavía grave.

Lea: Paraguay hace vigilia por Cabañas

"El edema cerebral parece que comenzó a bajar y sus signos están más estables", dijo el cirujano Ernesto Martínez,

El pronóstico de recuperación es reservado, añadió el médico. Hasta ahora lo único claro es que, al despertar, Cabañas no podrá recordar nada del incidente en que resultó herido.

"Cuando se recibe una lesión de este tipo se pierde el conocimiento y no se guardan en la memoria los hechos. El nunca se acordará de lo que pasó", reconoció Martínez.

El jugador permanece inconsciente, alimentado por vía intravenosa.

Lea: Cabañas sigue grave de salud

Miedo

El representante del jugador, José María González, informó que contratará un equipo de seguridad privada para proteger a la familia de Cabañas.

Y es que teme que el presunto agresor, José Jorge Balderas Garza, conocido como "El JJ", pueda hacer daño a las personas cercanas al jugador.

"Mientras este individuo no aparezca, no nos sentiremos seguros en México", dijo González a medios locales.

La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), mantiene en prisión preventiva a siete empleados del Bar-Bar donde el jugador fue lesionado.

Balderas y su guardaespaldas, que le acompañaba en el momento de la agresión, siguen prófugos. Las autoridades allanaron algunos de sus domicilios sin éxito.

La PGJDF solicitó apoyo de la Procuraduría (fiscalía) General de la República para localizarlos. También existe una alerta en aeropuertos y cruces fronterizos para evitar que abandonen el país.

Contenido relacionado