Despertó Salvador Cabañas

Fanáticos en vigilia por salud de Salvador Cabañas
Image caption Cabañas sigue en estado delicado.

El futbolista paraguayo Salvador Cabañas recuperó la conciencia y la capacidad de hablar, informaron los médicos que le atienden en México. Sin embargo, su estado de salud es aún grave y se le mantiene en cuidados intensivos.

Ernesto Martínez, el neurocirujano que intervino quirúrgicamente al jugador, dijo que Cabañas no recuerda nada del incidente en que resultó herido.

“No recuerda absolutamente nada de lo que pasó pero sí ha estado hablando, ya reconoció a sus familiares y directivos del equipo” dijo a medios locales.

El jefe de servicios médicos de la selección de Paraguay de fútbol, Aldo Martínez, dijo que ha sido “una recuperación impresionante”, aunque hasta ahora se desconoce las consecuencias que tendrá la herida de bala que recibió el 25 de enero.

El médico dijo que es prematuro determinar el impacto de la herida en la memoria del jugador.

“No se puede saber, la computadora que tenemos en el cuerpo es impredecible. Es una adivinanza lo que sucederá”, dijo a medios locales.

Cabañas conversó con su esposa y directivos del Club América, donde juega, informó Ernesto Martínez.

“Es un caso raro, el 80% de las personas que reciben un balazo en la cabeza pierden la vida”, señaló el médico.

El jugador paraguayo despertó la tarde de este sábado, después que se interrumpieron los sedantes que le eran administrados.

Además de hablar y reconocer a su familia, el jugador puede mover una extremidad, pero todavía no ha sido autorizado para declarar ante las autoridades lo que sucedió la madrugada de lunes 25 de enero, cuando fue herido en un centro nocturno llamado Bar-Bar.

Lea: Paraguay hace vigilia por Cabañas

Siete nombres

Mientras, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que el presunto agresor, José Jorge Balderas Garza, conocido como “El JJ”, tenía por lo menos siete identidades distintas.

Las autoridades encontraron solicitudes para obtener pasaporte, credenciales y otros documentos con nombres diferentes.

Las autoridades investigan un posible vínculo de Balderas con actividades de delincuencia organizada, sobre todo la venta de droga al menudeo en la capital mexicana.

“El JJ” sigue prófugo. La difusión de su rostro ha provocado una ola de llamadas y mensajes electrónicos a la PGJDF para denunciar su presencia en varios sitios.

De hecho, la Procuraduría (fiscalía) General de la República ha realizado allanamientos y operativos en tres estados del país, sin éxito.

Siete empleados del Bar-Bar permanecen en detención preventiva, acusados de encubrimiento e intento de homicidio.

Contenido relacionado