Última actualización: lunes, 29 de marzo de 2010 - 19:37 GMT

Robó... huyó... y predicó

 Los diez mandamientos
  1. Amarás a Dios por sobre todas las cosas
  2. No tomarás el nombre de Dios en vano
  3. Santificarás las fiestas en nombre de Dios
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre
  5. No matarás
  6. No cometerás actos impuros
  7. No robarás
  8. No darás falso testimonio ni mentirás
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros
  10. No codiciarás los bienes ajenos

"No robarás", dice el séptimo mandamiento tanto en el Antiguo Testamento (Ex 20, 15; Dt 5,19) como en el Nuevo (Mt 19, 18).

En ambas partes de la Biblia queda claro la prohibición de tomar o retener el bien del prójimo injustamente y perjudicar de cualquier manera al prójimo en sus bienes y, con miras al bien común, se exige el respeto del destino universal de los bienes y del derecho de propiedad privada.

BBC Mundo logró preguntarle al ladrón de bancos más famoso de México, detenido en una cárcel de máxima seguridad en ese país, cuál es su opinión de este mandamiento... ahora que es pastor evangelista.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media


Alfredo Ríos Galeana es una leyenda en México por ser considerado el mayor asaltante de bancos en la historia del país. En la década de los 80 llegó a ser el "enemigo público número uno", el "más buscado" de los criminales, el mítico asesino que se fugó tres veces de la cárcel.

Pero a fines de esa década y principios de los 90 moría el delincuente y nacía el predicador... en vez de comandar bandas de asaltantes comenzó a liderar grupos de jóvenes religiosos y a difundir "la palabra de Dios".

"Un domingo del mes de abril de 1987 como a las 10:30 de la mañana, estaba comiendo con mi familia en un restaurante frente a una iglesia cristiana, escuche las alabanzas y eso me atrajo a entrar y recibir a Jesucristo en mi corazón. Sentí el amor, la misericordia y el perdón de Dios y a partir de ahí llegó la paz, la confianza, y la absoluta dependencia de Dios, así empezó la transformación", le dijo Ríos Galeana a BBC Mundo.

La entrevista no fue fácil. Hace cuatro años que está detenido en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México, donde no tiene autorización para hablar con la prensa. BBC Mundo le acercó una serie de preguntas a través de su abogado, que lo visita regularmente en el penal, y de su esposa, Yadira Berber Ocampo, que aún vive en Los Ángeles y que recibe sus llamadas de teléfono.

Al ladrón que una vez dijo ser "el hombre que en México y en el mundo ha cometido más asaltos bancarios" le preguntamos qué piensa del mandamiento "no robarás", siendo ahora un predicador y por siempre una leyenda del delito.

Las dos caras de Ríos Galeana

"Al igual que los demás mandamientos y la palabra del Señor, son para obedecerse, pero no fue hasta que tuve ese encuentro personal con Jesucristo y llegué a conocer su palabra que tomé la decisión de vivir en obediencia a Dios, por lo tanto, me siento renovado tal como lo dice la palabra del Señor en 2 Corintios capítulo 5, versículo 18, el cual señala: ´Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!'", le respondió a BBC Mundo desde su celda.

OFICIOS Y COSTUMBRES DE RÍOS GALEANA

Alfonso Ríos Galeana
  • Militar
  • Policía
  • Delincuente
  • Cantante
  • Actor
  • Predicador
  • Tesorero de un grupo religioso
  • Profesor de teatro
  • Chofer de un microbús
  • Limpiador de oficinas
  • Árbitro
  • Entrenador deportivo de niños
  • Lavaplatos
  • Mecánico

"Lo viejo" en la vida de Ríos Galeana no es sólo su pasión por los bancos. Además fue militar, policía, cantante de rancheras, extra en películas, conquistador de mujeres y árbitro de fútbol.

En su adolescencia ingresó al ejército, donde obtuvo el grado de sargento segundo y formó parte de la Brigada de Fusileros Paracaidistas. Más tarde entró en un cuerpo de elite de la policía y ya en 1977 era uno de los agentes destacados del Batallón de Radiopatrullas del Estado de México (BARAPEM), unidad especializada en la protección de bancos y empresas que fue cerrada por decreto en 1981 tras convertirse en una poderosa célula delictiva.

Como miembro del BARAPEM daba clases de defensa personal, tiro y educación física, aunque fuentes que lo conocieron en aquella época -y lo recuerdan como un hombre carismático y violento- señalan que su especialidad era perpetrar secuestros, robos a mano armada y asaltos a microbuses.

Su esposa Yadira Berber Ocampo le dijo a BBC Mundo que Ríos Galeana comenzó a delinquir cuando era agente policial: "Él entró a la policía y sus superiores le exigían cuotas, como al resto de los policías. Ellos tenían que entregar una cantidad de dinero a sus superiores y… ¿de dónde la sacaban? Tenían que atracar, pues, robar a la población".

El policía asaltante

El dinero no lo era todo, también le gustaba la fama. Grabó un LP y tres discos sencillos con un nombre falso. Se jactaba de sus asaltos frente a la prensa como si fuera el héroe de una película de vaqueros y estaba seguro de que nada ni nadie podría detenerlo.

Pero fue arrestado y condenado a 40 años de prisión en el Reclusorio Sur de Ciudad de México, aunque para eso también tuvo una explicación: "Soy my inteligente y mi captura no fue por error, sino por un chivatazo (delación) de uno de los elementos de mi banda. Cuando salga de la cárcel creo que continuaré con mis actividades delictivas".

“Reclusorio sur famoso ya se te acabo tu fama ya no eres tan tenebroso como aquel día en la mañana cuando se fue el poderoso Alfredo Ríos Galeana… “

Canción de "Los Invasores de Nuevo León"

Apenas llevaba 22 meses de presidio, cuando a fines de 1986 fue rescatado por un comando armado que lo liberó a punta de cañones y una granada. El espectacular escape lo hizo parecer invencible. Sus seguidores le dedicaron corridos mexicanos y "Los invasores de Nuevo León" compusieron una canción en su honor que lleva su nombre.

Estuvo 19 años prófugo de la justicia. Había desaparecido completamente del radar de las autoridades y su caso estaba a punto de prescribir, cuando lo detuvieron en julio de 2005 en Los Ángeles, Estados Unidos, donde vivía bajo el nombre de Arturo Montoya.

Fue deportado a México y recluido en uno de los penales de máxima seguridad del país. A mediados de 2009 fue condenado a pasar 25 años, nueve meses y dos días en prisión por homicidio calificado contra agentes de la autoridad. Sus otros delitos ya habían prescrito. Hoy se prepara para apelar la sentencia.

Hermano Arturo

"(Estoy) completamente arrepentido, y con el cambio drástico que dio mi vida al aceptar a Jesucristo en mi corazón y como único salvador, fue que entendí el dolor que ocasioné y el haber lastimado el corazón de Dios con mis malas acciones", le dijo Ríos Galeana a BBC Mundo al repasar su pasado.

Ríos Galeana

Las autoridades y su familia disienten sobre su captura en Los Ángeles.

Tras la fuga del Reclusorio Sur a fines de 1986, Ríos Galeana cambia su nombre a Arturo Montoya y lentamente comienza lo que él denomina como un proceso "crecimiento espiritual", con altos y bajos, que terminaría convirtiéndolo en el "hermano Arturo".

Poco a poco ganó la confianza de los fieles católicos del barrio donde vivía que hasta le pusieron el apodo de "Alma Grande". Nadie sospechaba que el hermano Arturo era el prófugo de la justicia Alfredo Ríos Galeana hasta que en 1992 un periódico publicó su fotografía recordando que el "enemigo público número uno" permanecía libre y algunos lo reconocieron.

Tuvo que preparar un nuevo escape y esta vez decidió cruzar ilegalmente la frontera por Tijuana hacia Los Ángeles, Estados Unidos, donde comenzó una nueva vida junto a su familia. Al mismo tiempo que evangelizaba, trabajaba en labores de limpieza y cantaba canciones cristianas vestido de charro.

"Empezó lavando platos. Salía a las tres de la madrugada, llegaba a casa, dormía un rato y se levantaba a las siete de la mañana porque a las ocho empezaba su otro trabajo de mecánico. Sacó un diploma como árbitro de fútbol. Arbitreaba dos o tres partidos y tenía un grupo de niños a su cargo para encaminarlos hacia el deporte", recordó su esposa.

"Si hablas con cualquier persona que conoció a Arturo después de que aceptó a Cristo en su corazón, no va a hablarte nunca mal. Fue una vida transformada al 100%, genuina y transparente", agregó Berber Ocampo.

Romanos

Una vez más las cosas estaban resultando bien, pero alguien lo delató. "Una vecina", cuenta su esposa. Aunque la versión de la policía es otra: Ríos Galeana fue descubierto por las autoridades estadounidenses cuando estaba regularizando su estatus migratorio.

"Mi esposo era una leyenda en México. Ellos están juzgando a la leyenda, no al hombre, porque el delito del hombre está prescrito".

¿Cuándo fue la primera vez que robó, cuántos asaltos cometió en su vida y a cuánta gente mató?, BBC Mundo le preguntó finalmente a Ríos Galeana, pero debido a que aún está vigente el proceso y a su intención de apelar su condena la respuesta a la que nos remitió no está en las páginas de la crónica policial sino en los versículos de la Biblia.

"Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos (Romanos 8, 28-29)".

clic Participe: ¿Qué mandamiento nuevo crearía usted?

Mandamiento número 7

Ilustración Sean Mackaoui


Resultados

¿Cuál mandamiento le parece más difícil de cumplir?

  • I) Amarás a Dios por sobre todas las cosas

    16%
  • II) No tomarás el nombre de Dios en vano

    1%
  • III) Santificarás las fiestas en nombre de Dios

    4%
  • IV) Honrarás a tu padre y a tu madre

    2%
  • V) No matarás

    2%
  • VI) No cometerás actos impuros

    15%
  • VII) No robarás

    2%
  • VIII) No darás falso testimonio ni mentirás

    12%
  • IX) No consentirás pensamientos ni deseos impuros

    40%
  • X) No codiciarás los bienes ajenos

    6%

Votos emitidos: 2578

Voto cerrado: 09 April 2010

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.